cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Mercaderes de la muerte


De la Redacci贸n


Los más letales instrumentos de exterminio no están en los arsenales nucleares de las grandes potencias sino en las calles de las ciudades, en las zonas de conflicto de “baja intensidad” y en los feudos de los señores de la guerra: 550 millones de armas “ligeras”, una por cada 12 habitantes del planeta.

Medio millón de seres humanos mueren cada año víctimas de balas de calibre de pequeño a moderado. La inmensa mayoría de estas víctimas son civiles. En algunas regiones del mundo quienes disparan esos proyectiles son niños de entre diez y 15 años.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JU脕REZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


驴Hacia un Gobierno Militar en EEUU?

Germ谩n Gorraiz Lopez

El “escenario teleológico” sería aquel en el que “la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión, pero tras el triunfo de Donald Trump en las Presidenciales de EE.UU, asistiremos a la irrupción de un “escenario teleonómico” en contraposición al llamado “escenario teleológico” vigente en la actual sociedad occidental y que vendrá marcado por dosis extremas de volatilidad.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Cuernavaca

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

Renward Garc韆 Medrano

 


Estimados amigos:

La sociedad civil se organizó conmocionada por el asesinato de Juan Francisco Sicilia. Las movilizaciones en tres decenas de ciudades sugieren que la gente está harta de una guerra que no ha abatido al crimen organizado y ha costado ya decenas de miles de vidas.  Este es el tema de la columna adjunta que espero sea de su interés.

Renward García Medrano.

 

 

Cuernavaca

 

Renward García Medrano

 

Cuernavaca se convirtió ayer en la capital moral de un país harto de la violencia y que reclama el derecho a la vida, a la seguridad y al porvenir de las personas, las familias y la sociedad.

 

La gente de esa ciudad se organizó en muy pocos días para manifestar su repudio a la barbarie que se está filtrando por todos los espacios de nuestra vida. Por las redes sociales se diseminó la idea de organizar manifestaciones similares en otras ciudades y a la misma hora.

 

No sé de dónde ni cómo surgió la iniciativa. Una explicación es que muchos nos vemos reflejados en Javier Sicilia y su familia y sabemos que la muerte ronda nuestras casas y acecha a nuestros hijos.

 

Se ha hecho intolerable la incapacidad del Estado para cumplir su función principal, la que le da sentido: garantizar la seguridad para la vida y el patrimonio de las personas y exigir la obediencia de todos a las leyes.

 

Precisamente para eso tiene el monopolio de la fuerza legítima. Para eso la Constitución y las leyes otorgan facultades y atribuciones a los funcionarios públicos y los ciudadanos les delegamos el poder. Para eso fueron creadas las instituciones de seguridad pública y justicia y pagamos impuestos. La gente está horrorizada por lo que está sucediendo y no hace falta levantar una encuesta para saber que muchos hemos hecho nuestras algunas de las frases más indignadas de Sicilia.

 

La rabia, el miedo y la indefensión marcharon ayer en Cuernavaca y en la Ciudad de México, Ciudad Juárez, Puebla, Manzanillo, Saltillo, Guanajuato, Guadalajara, Monterrey, Xalapa, Mérida, Aguascalientes, Cancún, Chihuahua, San Luis Potosí, Reynosa, Toluca, Torreón, Oaxaca, Tuxtla Gutiérrez, Tlaxcala, Córdoba, Colima, Pátzcuaro, Querétaro, el puerto de Veracruz, así como en Barcelona, Buenos Aires, París y Nueva York, San Antonio, Toronto, Otawa, Vancouver, Copenhague y tal vez otras ciudades.

 

Marchó ayer la indignación porque los hombres y mujeres comunes y peor aún, nuestros hijos, estamos indefensos frente a la locura de los delincuentes y la complicidad de las autoridades y la policía. El reconocimiento de que las instituciones no funcionen o lo hacen mal o se vuelven contra nosotros.

Los manifestantes no pretendieron conmover a los asesinos ni creo que buscaran convencer al presidente de que haga su trabajo de otra manera.

 

Ayer mismo, por la mañana, el presidente de la República recibió a Javier Sicilia y no sé qué le pudo haber dicho; lo que sí sé es que Calderón no rectifica, no corrige porque tiene una fe ciega en sí mismo y en sus instintos. Es obcecado aunque sus aduladores aplaudan su tenacidad.

 

Quiso ser presidente de la República cuando Vicente Fox había decidido que lo fuera Santiago Creel, y lo logró. Empezó su campaña con cuatro o cinco puntos de popularidad en las encuestas y alcanzó a su rival de entonces, Andrés Manuel López Obrador y le ganó las elecciones por una ventaja mínima, pero ventaja. Declaró la guerra al narcotráfico para legitimarse, y lo consiguió. Cree que esta guerra lo ha convertido en líder nacional y adalid de la lucha contra el mal, y nadie lo va a convencer de lo contrario, ni siquiera la realidad. Los muertos, las familias enlutadas, las poblaciones abandonadas, la ausencia del Estado de Derecho en amplios territorios del país son, para él, daños colaterales.

 

¿Se acuerda usted de la campaña publicitaria de 2006 que presentaba a López Obrador como un peligro para México? No sé si lo era, pero supongo que quienes así lo creyeron, votaron por el candidato del PAN pensando que con él en la presidencia no pasaríamos por pesadillas como la que estamos sufriendo.

 

La sociedad está indignada. Si las manifestaciones se multiplican y se prolongan por semanas o meses, quizá el gobierno organice una reunión nacional con Javier Sicilia, Alejandro Martí y otros líderes sociales en espera de que las protestas se disipen y los medios centren su atención en otros temas. Al final, Calderón espera salir ganando “haiga sido como haiga sido” y pasar a la historia como el presidente que se enfrentó al  narcotráfico y el crimen organizado.

 

Javier Sicilia ve las cosas de otra manera: “Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida […]”.

 

Supongo que cada político piensa que Sicilia no se refirió a él, sino al vecino. Que su carta es sólo el desahogo de un poeta embargado por un dolor que pasará.

 

Pienso en el gobernador Marco Antonio Adame. Me imagino que está muy preocupado, pero no por lo que ha ocurrido a las familias de los siete asesinados, sino por los daños que pueden causar las protestas sociales a su gobierno y a él en particular. No dudo que esté pensando cómo crear la percepción de que él no tiene la culpa sino que es un aliado de la “sociedad civil”, pues dice el presidente Calderón que las percepciones importan más que los hechos.

 

Supongo que los colaboradores cercanos del gobernador están buscando los argumentos más convincentes para rehacer su imagen y los “creativos” de las agencias de publicidad a su servicio están armando los espots más eficaces para calmar los ánimos. Cuando sus expertos en control de daños lo estimen oportuno, saldrá a decir que su gobierno capturará a los asesinos y hará que caiga sobre ellos “todo el peso de la ley”. Y tal vez hoy mismo o la semana próxima hayan caído tres o cuatro delincuentes, pero nadie garantiza que sean los que mataron al joven Sicilia y sus amigos.

 

La guerra del presidente Calderón se ha vuelto contra nosotros y va a seguir cuando menos por siete u ocho años más, advirtió ayer Genaro García Luna. Y yo digo que puede seguir por varias generaciones y el gobierno de México no acabará con un fenómeno criminal supranacional.

 

Si la guerra no se librara en territorio mexicano con muertos mexicanos, el problema se trasladaría a Estados Unidos y dudo que ellos movilizaran a su ejército y sus marines para combatir a los delincuentes, como no lo han hecho con las empresas que almacenan y distribuyen las drogas hasta llegar a los consumidores y luego introducen las ganancias en los flujos financieros normales. Llevamos cuatro años haciéndole el trabajo sucio a la DEA.

 

En México operan varias o muchas organizaciones de narcotraficantes y el gobierno no puede permitirlo, pero el Estado no tiene derecho a sacrificar a la población civil en aras de combatir a los delincuentes. Lo que exigieron las manifestaciones de ayer es que se haga bien lo que se está haciendo mal, pues ha aumentado el consumo de drogas y se ha creado un clima de inseguridad y miedo que sólo encuentra parangón en tiempos de guerra civil.

 

Nuestros jóvenes tienen derecho a vivir, a estudiar, a trabajar, a divertirse, a construir sus vidas, y el Estado no sólo ha sido incapaz de garantizarles esos derechos, sino que ha contribuido a que se violen. Se han perdido vidas humanas y se han truncado destinos personales como el de Juan Francisco Sicilia, sus amigos y los miles de muchachos y muchachas inocentes cuyos nombres pasaron efímeramente por los medios y hoy son sólo parte de una cifra.

 

En las ciudades pululan grupos de jóvenes que han sido excluidos de dos instituciones básicas de la sociedad: la escuela y la economía formal. Se han quedado a la vera del camino, y en los márgenes está la delincuencia. El crimen organizado sí tiene lugar para los excluidos: los más fuertes y arrojados son entrenados como sicarios, otros forman los enjambres de vendedores de drogas al menudeo.

 

Los ejércitos del narcotráfico están formados por los jóvenes que no tienen un lugar en el México formal. Son asesinos como resultado de la exclusión. Son temibles porque ya lo perdieron todo o nunca tuvieron nada, pero han visto en la televisión que hay gente con automóviles, prestigio y todo aquello que parece comprar el dinero.

 

El gobierno dice que la mayor parte de los muertos son criminales y eso me hace pensar que si tuviera suficiente capacidad de fuego, acabaría con todos los que quedan vivos, eliminaría a balazos al crimen organizado y de paso reduciría la marginación social. Por fortuna “toda la fuerza del Estado” no alcanza para eso. O no todavía.

 

No tengo esperanzas de que el actual gobierno cambie su estrategia, pero sí esperaría que la gente considere lo que está pasando cuando vaya a votar. Y que el próximo presidente asuma otras prioridades: la paz interior y la equidad social: la vida por encima de la muerte.

 

 

Renward García Medrano

renward3@prodigy.net.mx

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

Belicosos
Desesperados
Operativo Hank
El poder como arma electoral
Guerra y pol韙ica
Churchill
Desprestigia, que algo queda
縈aniobra?
Cambio
Pactar o no
Cuernavaca

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Da帽os colaterales
| chileKNqueso
Protestan indignados juarenses por el
asesinato de la joven Isabel Cabanillas
| Portada
Inicia la Primera Campa帽a Municipal
de Esterilizaci贸n Masiva de Mascotas
| Portada
Lesionada ni帽a de 4 a帽os en choque
de tres vehiculos sobre De las Torres
| Portada
| Gotera
Inaugura Alcalde
remodelaci贸n de las Canchas de Rebote
y Front贸n en El Chamizal
| Portada
Muere pareja de ancianos por
mon贸xido en la Ignacio Allende
| Portada
Cae joven en fosa del
estacionamiento de GobEdo
| Portada
Asesinan a conductor en
la colonia Manuel Valdez
| Portada
Se quema vivienda en la
colonia Francisco Sarabia
| Portada
Se imparten clases de Braille
en la Biblioteca Benito Ju谩rez
| Portada
Ejecutan sicarios a dos
hombres en Infonavit Solidaridad
| Portada
Soleado fin de semana con
m铆nimas de 3 a 5潞 C.: PC
| Portada
Resuelve Suprema Corte de
Justicia de la Naci贸n a favor del Municipio la Controversia Constitucional
| Portada
Ejecutan a balazos a mujer en
un hotel de avenida Ju谩rez
| Portada
Quema comando armado
22 casas en Madera
| Portada
Cinito rendir谩 homenaje a un grande
del cine: Jaime Humberto Hermosillo
| Portada
Polic铆as Municipales detienen a dos
sujetos en poder de dos armas de fuego
| Portada
M谩s pavimento, alumbrado y menos
baches, piden en consulta ciudadana
| Portada
Se quema finca abandonada
en colonia Villas de Salv谩rcar
| Portada


Gotera

   Ha! Chihuahua.

   Cosa difícil de lograr, pero el actual gobierno estatal ha dado con la fórmula para sacar lo más brutal del narcogobierno del noroeste serrano.

   Por más que la publicidad hable lindezas del quehacer corralista, la verdad es que el terror sigue, como al inicio de esta administración. O más, con eso de que 'lo que no mata fortalece'

   Los comandos armados siguen al cien en esa otra mitad de la entidad --sin olvidar el alto índice que ejecuciones que prevalece en la frontera--.

   En el último episodio de Chihuahua en el infierno, al menos 22 familias de Madera debieron salir en calzones de sus viviendas incendiadas a mitad de semana en sorpresivo ataque nocturno.

   Todos del bando al que dice pertenecer el gober: 'los que menos saben, menos tienen y menos pueden'.

   Ijoesu!! y luego que no eran tres ni cuatro malandros...eran más de cien, todo un ejército.


Más Gotera

Leviatán

鈥淢uerte al violador premio a la infidelidad鈥


Ram贸n Quintana Woodstock

 

“Muerte al violador premio a la infidelidad”… “nada de sostén, nada de pastillas que las tome él”

…en la década de los 80s sorprendió la lirica de esta rola que invadía el ambiente iberoamericano, sobresale porque no eran tiempos de rebelión femenina, eran tiempos de guerrilla y devaluación económica; la palabra “empoderamiento” aun no aparecía en el diccionario del género y cuando todo parecía revuelto entre la juventud descarriada de los ochentas, esta pieza en castellano le daba dirección a tantos desheredados que buscaban en el rock en inglés un pivote de escape.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Mi 1潞 de enero y David Leonardo

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

A mí izquierda está una pareja de sexagenarios, el señor llegó quitando las servilletas que estaban en la barra de forma arrogante, las aventó a un extremo, su pareja viste a la moda, “muy buchona” pero el cuerpo no le favorece, no obstante, lleva jeans blancos y botas cafés que recubren sus chamorros. Su cara arrugada y colmada de maquillaje, la hacen ver forzada, sus grietas faciales se evidencian más porque es blanca, en sus dedos porta varios exuberantes anillos y sus uñas son guindas, las cuales no brillan nadita….

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Por la participaci贸n, mi dedo en la nariz

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.


Mas Juárez

Sind茅resis

Da帽os colaterales

 

Francisco Flores Legarda


Mientras buscas los defectos de los otros,
no encuentras tu belleza interior.

Jodorowsky


Estaban convencidos de la solidez del orden reformado. No hicieron el recuento de daños. La ficción tripartita (PRI-PAN-PRD) se asumió como el arribo a un puerto final. Era cuestión de acordar campos de influencia, de reparto de recursos. Todo dentro de un mismo constructo: no hay más ruta que el mercado, sin reparar en variables asociadas que, en los hechos, evidenciaron la fragilidad de su mundo feliz. Actos delictivos al alza. Desigualdades sociales ampliadas por la codicia. No lo vieron así, todo estaba bien. La modernidad por fin dejó de ser esquiva. Eso suponían.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com