Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

A vuelta de correo


Miguel Ángel Sánchez de Armas


El 7 de mayo de 1932, el joven periodista campechano Héctor Pérez Martínez, autor de la columna “Escaparate” de El Nacional, reprochó nada menos que a don Alfonso Reyes –en ese momento embajador de México en Brasil– su “distanciamiento” de la literatura mexicana, y le expuso el descontento de un grupo de escritores –después conocidos como nacionalistas–, porque los “Contemporáneos” ni ponían interés en los problemas del país, ni volvían la mirada a la literatura de los grandes maestros mexicanos:

“Dentro de sobres inexpresivos, Monterrey –correo literario de Alfonso Reyes–, nos visita: notas sobre Góngora, charadas bibliográficas, la eterna cuestión de las aclaraciones al Cementerio marino de Válery, y una evidente desvinculación de México […] Y si es penoso contemplar el desarraigo de valores completos como Reyes, lo será, aún más, la comprobación del desligamiento de la juventud que está, contra su deseo, unida biológicamente a México.”


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

EXIGIR A LA POLICÍA MILITARIZADA EL CESE INMEDIATO DE LA LLAMADA ''REVISIÓN DE RUTINA''


Leobardo Alvarado


Exigir el cese inmediato a la “revisión de rutina” y evitar la tentación de establecer “retenes para prevenir” la inseguridad, debería ser la primera preocupación para la sociedad, para organizaciones sociales y gobiernos locales ante la manera en que el gobierno federal inició acciones para detener la violencia e inseguridad, porque De facto se ha instalado lo que será la Guardia Nacional.


Sobre todo, esto debiera ser prioritario para la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, atendiendo a la dolorosa experiencia de Ciudad Juárez con la militarización.


Lo ideal es que hubiera una oposición general a la militarización de las policías locales, pero ya sabemos que no sucederá. No al menos si la población agraviada no es la que lo demanda.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia un Brexit traumático?

Germán Gorraiz Lopez

El Brexit y el triunfo de Trump escenificaron el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial a la vieja Europa.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
DesdeJuarez
 

 

De la Güerita y Cabada o la carcoma

Fui por mi hijo a la secundaria. Llegué media hora antes. Frente a su escuela una niña de aproximadamente cuatro años, rubia de dientes blancos y chuecos daba vueltas en una pequeña bicicleta rosa con firmes llantitas a los costados.

Sonreí como le hago a todos los ciclistas, casi siempre me regresan la sonrisa. Los que no, por lo general son los viejos que siempre han andado en bicicleta y al parecer no tienen porque sonreír a alguien, los hipsters que deben estar muy concentrados en sus pensamientos y los deportistas que están muy preocupados por llegar primero… casi siempre que alguien no regresa la sonrisa pertenece a alguna de estas categorías.

Juan Hernán III Ortíz Quintana

 

 

 

 

 

 

De la Güerita y

 

Cabada o la carcoma

 

 

 

 

Por: Juan Hernán III Ortiz Quintana

 

 

Fui por mi hijo a la secundaria. Llegué media hora antes. Frente a su escuela una niña de aproximadamente cuatro años, rubia de dientes blancos y chuecos daba vueltas en una pequeña bicicleta rosa con firmes llantitas a los costados.

 

Sonreí como le hago a todos los ciclistas, casi siempre me regresan la sonrisa. Los que no, por lo general son los viejos que siempre han andado en bicicleta y al parecer no tienen porque sonreír a alguien, los hipsters que deben estar muy concentrados en sus pensamientos y los deportistas que están muy preocupados por llegar primero… casi siempre que alguien no regresa la sonrisa pertenece a alguna de estas categorías.

 

La niña respondió la sonrisa, se puso a mi lado y me dijo que ya estaba cansada. Le sugerí que se detuviera un rato, pero que andar en bicicleta hará de su vida algo mejor y divertido. Aprovecho para comentarle que estoy esperando a mi hijo, me quedo en la bicicleta y guardo una sana distancia para evitar malos entendidos.

 

¿Malos entendidos? Recuerdo a un trabajador de una Asociación Civil que me contaba cómo fue despedido después de mostrar su afecto a una usuaria menor de edad y que ella al contarlo a su madre lo consideró una forma de acoso. El tema quedó en silencio para no desprestigiar a la AC. Al parecer no hubo seguimiento al caso, ni publicidad. Él me contó su versión donde se sentía conflictuado por la mala interpretación de sus actos… pero nunca conocí la otra parte. Nunca supe si fue sólo un caso o una constante… La simple idea me aterra.

 

Por eso, siempre que estoy con menores de edad, guardo sanas distancias que eviten cualquier tipo de mala interpretación.

 

Así lo hice con la Güerita. Me dijo que su bebé no podía andar en la bicicleta ni aún con las rueditas. Asumí que hablaba de alguna hermana o una muñeca. Me preguntó que qué haría con mi hijo. Respondí que iríamos a comer y aprovechó para decirme donde había una tienda de comida. Sus instrucciones, fueron que diera vuelta en la esquina, luego me fuera por ahí y lejos, lejos, lejos, estaba la tienda de comida, que vendían carne y le gustaría a mi hijo. Le agradecí y prometí hacerle caso. Pero como dice Sabina, las mejores promesas son esas que no hay que cumplir.

 

Le pregunté por la escuela, me dijo que le habían cambiado de maestra y que tenía amigos. Pero uno de ellos no quería ser su amigo por lo que ella decidió jalar el cabello de su compañerito y hacerle muecas de furia y desesperación. Me sentí un adulto, aproveché para decirle que no debería ser violenta. Que la violencia no genera amistad, sino dolor y miedo.

 

Me dijo que se tenía que ir, pero regresaría. Me despedí con la certeza que ella tampoco cumpliría su promesa. Pero no fue así. Regresó.

 

- Tu hijo se está tardando.

 

Miré mi reloj, todavía faltaban 4 minutos para la hora de salida.

 

-No, todavía faltan unos minutos.

 

- Entonces podemos platicar.

 

- Claro, de qué quieres platicar.

 

- Mi mamá se llama Fulana  mi papá es Sutano, son novios, no están casados y no se casarán porque dice mi papá que ella tiene otro novio. Mi mamá dice que no, pero él le dice, tú tienes otro galán a mi no me engañas y entonces mi mamá le da una cachetada para que no hable de su otro novio y le pega mucho en la espalda.

 

Abrumado de tanta información y de su hablar casi sin respirar, vi a la distancia a una niña como de dos años que en pijama se aproximaba. La Güerita giro al cabeza y al ver a la niña me dijo que era su bebé. Atrás de la bebé venía una señora de 60 años aproximadamente muy delgada y de un cansado andar. Me tengo que ir, dijo la Güerita con el tono de voz de quién ha sido sorprendida haciendo algo indebido.

 

La señora que acompañaba a la niña era la abuela de las dos. Le preguntó a la Güerita sobre lo que hacía y la respuesta fue que hablaba con un amigo. La abuela reprendió diciendo que no debía hablar con desconocidos porque la podían robar.

 

Entendí totalmente la postura de la abuela. De hecho, esa era la razón por la cual guardaba distancia. Pero cierto es que la niña está sometida a un ambiente de violencia intrafamiliar que se empieza a ver reflejado en su forma de buscar amistades en el preescolar. ¿Cómo será cuando tenga pareja? ¿Cuántas generaciones seguirán reproduciendo ese esquema de violencia?

 

Tenemos mucho que aprender, seguimos cuidando amenazas externas descuidando las internas.

 

Puede sonar raro que una familia no vea, no cuide o no atienda los casos de violencia interna. Pero no es muy distinto a lo que pasa en tooooooda la ciudad.

 

La cosa esta empezando muy extraña.

 

Por dar algunos ejemplos.

 

El presidente de INTRA, la empresa que administra el Vivebús en Ciudad Juárez, será director de Servicios Públicos. Pero hay que recordar que todavía tiene una deuda por la renta de los camiones con los que empezó la empresa. Es fácil hacer negocios cuando no te cuesta.

 

Víctor Mario Valencia Carrasco. Hijo de otro Víctor Valencia que cobra en la UACJ y en la UACH, pero hace trabajo para el PRI todo el tiempo, será el director de SUMA. Descentralizada del municipio que hace trabajos de obra pública. ¿Cuánta corrupción no se presta en este tipo de espacios? La transparencia es más que necesaria. No habrá que olvidar que su voto como regidor en la administración de Murguía fue a favor del Plan de Movilidad Urbana, que nos ha costado muy caro y no ha podido ser concluido.

 

Un ex-candidato del Partido Verde, Jürgen Ganser Carbajal, en la Dirección de Ecología. ¿Es necesario profundizar sobre el desprestigio del Partido Verde?

 

Carlos Corona Tarango, responsable de Centros Comunitarios, es también uno de los responsables de la extensión innecesaria de la ciudad. De hecho con demandas civiles al respecto y todo. Pero bueno, a quién le importa su pasado.

 

Y la lista puede seguir.

 

Pero también hay propuestas que levantan el ánimo y reviven la esperanza como la de Verónica Corchado al frente del Instituto Municipal de la Mujer. No sola, sino acompañada de todo el movimiento de la Red Mesa de Mujeres. La oportunidad de que ahí se empiece a dar un ejemplo de una relación distinta entre gobierno y sociedad es muy grande.

 

Pero no se puede pasar por alto el nombramiento de Jorge González Nicolás como director de Seguridad Pública. ¿De verdad? La impunidad ha sido la marca de Chihuahua desde hace años y él es responsable de ello. La violencia nunca dejó de manifestarse ni en la Sierra ni en el Valle. De hecho, no hay que olvidar que hasta la fecha tenemos tantos asesinatos como los que teníamos en la época que Reyes Ferriz llamó al ejército. Eso sólo empeoró la situación. ¿Qué pudo hacer Jorge González Nicolás para ganarse el puesto? No lo sé.

 

Tal vez algunos digan que ya no asesinan a 10 personas al día y han disminuido las extorsiones y secuestros. Pero eso no fue obra de González Nicolás, sino de la salida del ejército y los federales.

 

En fin, tal vez, y sólo tal vez. Cómo la abuelita de la Güerita, no estamos poniendo atención en la evidente violencia interna que se destapa en el municipio. No hay que olvidar, que hacer mal uso de los recursos públicos es violentar a la población. No penada, como tampoco es penado agredirse frente a los hijos e hijas, pero violencia al fin.

 

 

 

Hernán Ortiz
jhiiio@hotmail.com

jhortiz@uacj.mx

 

 

No al despojo de la tierra.
PARTICIPA:
http://noalcercoenlomas.wordpress.com


 

 Hernán Ortiz, Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y antropólogo por la Universidad Veracruzana. Actualmente  desempeña como Docente Investigador en la UACJ y es director de la Organización Ciudadanos por una Mejor Administración Pública (http://www.cimap.org.mx)

 


  Imprime este texto


Más Información de DesdeJuarez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?
Mundos paralelos
¿El gran golpe?
Ponemos nuestra seguridad en sus manos ¿confías en la policía?
Tlen kitowa moyolo.
(¿Qué dice tu corazón?)
Mi versión de Vero
La policía no es poca cosa
Vivir al Este del Edén
Los de Afuera
De conductas iracundas, golpes, policías fiscales y médicos legistas
Cuelgapendones Vs… ¿yo?
Cosa buena, cosa mala
Si te tratan como un delincuente, es tu culpa dale gracias al regente
De la Güerita y Cabada o la carcoma
En esta esquinaaaaaaaa los buenos… en esta otra… los malos
Carta a Gerardo
Con estos candidatos ¿Vale la pena votar?
Trataré, pero me cagan los tweets
1940 (Lo que invita a pensar una canción)
Lo cotidiano de la clasificación Triage y el Doctor Fernández

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Inician oficinas de la UACJ
las vacaciones de invierno
| Portada
Asesinada y enterrada en un patio,
anciana buscada como desaparecida
| Portada
Impulsa Loera de la Rosa entre diputados
el programa de austeridad de AMLO
| Portada
'Trabajan' ya ruteros un
incremento en la tarifa
| Portada
Temperatura de 13º y bajo
0º C. para este viernes: PC
| Portada
Se suma la UACJ a la colecta
de regalos para navidad
| Portada
Encienden Alcalde y Presidenta del
DIF árbol de Navidad en Zaragoza
| Portada
Desaparecen madre y su pequeño
hijo en la Zona Centro: FEM
| Portada
Ejecutan a una jovencita en
calles de Ampliación Aeropuerto
| Portada
Balacera entre sicarios y policías
en Las Haciendas; un civil muerto
| Portada
Les dan 30 años de prisión por
intentar extorsionar a una mujer
| Portada
Inaugura Alcalde el
BiblioAvión en El Chamizal
| Portada
''Compromiso cumplido, maestros'': AMLO al firmar la iniciativa para cancelar la reforma educativa | Portada
Otra matanza de cuatro, ahora
en una peluquería de La Cuesta
| Portada
Bajo una leve nevada
municipios serranos
| Portada
Continúa la UACJ con el programa
''Vamos en familia al Cinito''
| Portada
Se incorporan corporaciones estatales
y la PGR a la Mesa de Coordinación
para la Construcción de la Paz
| Portada
Joven madre juarense pide ayuda para
luchar contra un cáncer de mama
| Portada
Descenso de temperatura
y vientos fuertes: PC
| Portada
El culero del FCE
| Leviatán

 

Gotera

    Con toga de manta.
    Estremecidos en lo hondo de sus apacibles y tiernos espíritus, los ministros del Poder Judicial no han soportado tanta sucia injuria y así, hechos la indignación pura, se han visto compelidos a dirigirse a la perrada para aclarar que no viven como reyes, que si mucho son modestos príncipes.
    Que no son 600 mil, sino nada más 583 mil y pico de pesos los que ganan al mes, salieron a rectificar los integrantes de la Suprema Corte.
    Y que así con un sueldo de casi 20 mil pesos al día --ahora sí que a mil por hora--, apenas y si les alcanza para mal vivir, aunque disfrutan además de una decena de distintos bonos, compensaciones, extras y otros arrimadijos que les cubren no solo el celular y el desgaste por estrés, sino hasta las mediasuelas y el quitacallos.
    Alegan en su defensa (TEPJF e INE incluidos) que si se les llega a bajar un sólo peso, ellos perderán su halo de integridad, quedarán a expensas de la corrupción, es decir se verán tentados a pedir moches y limosna.
    Así, sin el dinero que les de tranquilidad, independencia y soberanía, ya no podrán garantizar ser los hombres rectos, honrados y ¿justos como hasta ahora?
    Y pues que necesitan continuar en esa cima salarial para poder en emitir fallos limpios y chulos de bonitos como cuando avalaron el "haiga sido como haiga sido" electoral que llevó a Felipe Calderón al poder. O más reciente, la convalidación del fraude en las elecciones para gobernador en Puebla.
    En fin, que se les haga justicia porque...pueden ser peores. (véase el enclave del poder judicial en Brasil, Argentina, Paraguay, etc. con sus golpes de estado).


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El culero del FCE


Ramón Quintana Woodstock

 

Si algo conquistamos este último julio, es el derecho a llamar las cosas por su nombre, a los ladrones, ladrones, a los traidores, traidores, a los enmascarados, enmascarados, a los culeros, culeros. ¡ya, por lo menos lenguaje y claridad no!” Esa fue la sentencia de Taibo II, en la FIL, este 2018. Si bien, él habla de lenguaje y claridad, no obstante, el último adjetivo se debiera de poner sobre la mesa y explicar a qué se refiere con culero. Las definiciones subsecuentes no parecieran coincidir con la intencionalidad que el escritor trató de darle.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Nini

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Conforme pasó el tiempo hicieron mella los consejos de mi mamá. Entre otras cosas decía: báñate Ramón. No lo hacía con gusto pero sabía que de no hacerlo me diría con todas sus letras “hueles a sobaco chavalo marrano”. (La palabra chavalo en el norte es muy usual para denominar a los lepes, así que, chilangos, ahí la tienen para que se familiaricen con el caló norteño).

Cada año mi madre me inscribía en la escuela, era la única respuesta que ella le obsequiaba a la ignorancia con la que había crecido en el pueblo, así que por lo mismo el hecho de que faltara o reprobara era como pegarle a Dios en la entrepierna. En ese mismo tenor si aquella me miraba con los chavalos punks, aquello implicaba regañada.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

María Luisa García Amaral, además de llamarme pendejo a la menor oportunidad, me decía que la ciudad era la costra de las relaciones sociales. Que en la ciudad se ve reflejada la manera en que la gente vive.

Ciudad Juárez es sucia. Evidencia de ello son los eventos que se anuncian en los postes de la ciudad, la mayoría de mediana calidad e intrascendentes culturalmente, violan los reglamentos municipales, ensucian y a cambio los juarenses les damos nuestro dinero.


Mas Juárez

A la Cabeza

Cielo despejado

 

Francisco Flores Legarda

 

Nunca digas "es mío". Si no es nuestro, no es mío ni tuyo.
Jodorowsk


Un sábado primero de diciembre, con cielo despejado, fue el día de la asunción como presidente constitucional de Andrés Manuel López Obrador. Es el dato que sin intermediarios verifiqué, lo demás lo he escuchado y leído al boleo. Nada nuevo acerca de lo que ha dicho él, de lo que han dicho sobre él. AMLO de una sola pieza y con una gran responsabilidad sobre sus espaldas y a la que están comprometidos sinfónicamente sus colaboradores (eso creo). Decenas de miles se reunieron en el centro histórico del país, México. Alegría jubilosa de los reunidos para constatar el inicio de una administración más que quiere hacer historia inclusiva para no estar demás.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com