Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Carta a García


Miguel Ángel Sánchez de Armas


En un frío atardecer de febrero de 1899 en su casa de Búfalo, Elbert Hubbard y su hijo Bert se lamentaban de los inútiles esfuerzos gastados en la misión imposible de poner a trabajar a colaboradores cuya apatía “legaba a lo criminal”.

A punto de darse por vencidos, recordaron la anécdota del soldado Andrew S. Rowan, una suerte de Miguel Strogoff cuya hazaña fue decisiva para el desenlace de la guerra entre Estados Unidos y España en Cuba. El presidente yanqui debía enviar una carta al general García, cuyo paradero en la selva cubana nadie conocía con precisión. En el relato, Rowan es comisionado y al recibir la orden sólo pregunta una cosa: “¿Para quién es el mensaje?” “Es para  el general García”, fue la única respuesta. No preguntó de qué medios dispondría para llevar a cabo esa tarea, ni si le iban a pagar por ello. Tampoco preguntó qué plazo le daban y si tendría algún ascenso si lo lograba. El mensajero del Presidente se limitó a cumplir con su deber.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Adelantará Pedro Sánchez las Elecciones en España?

Germán Gorraiz Lopez

La desafección política de la sociedad española motivada por los sangrantes casos de corrupción del PP (cuyo paradigma sería la sentencia del Caso Gürtel), generó un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores originando un “caos constructivo” que facilitó la presentación de una moción de censura por parte de Pedro Sánchez, quien tras lograr el apoyo del resto de partidos de la oposición consiguió finiquitar el Gobierno de Rajoy y abrir un horizonte limitado en el tiempo para intentar implementar una nueva cartografía socio-política del Estado español.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Aquel dos de octubre

Han pasado 50 años, pero la memoria de ese día no ha perdido fuerza.

Son pasadas las tres de la madrugada y estoy en la acera frente al Kiko’s de la avenida Juárez con una bandada de alumnos de la Prepa dos. En zigzagueos y a brincos desde el Zócalo buscamos cobijo para llegar al amanecer y a la corrida de los camiones “Bellas Artes – CU” que llevan a territorio libre y seguro. El miedo transpira en los rostros. Está Rubí, ojos verdes a medio abrir, y Sergio, el copete inmune a la agitación de la jornada. Hay una chica que se unió al grupo en Santo Domingo. Tiene las manos manchadas de la pintura con que estuvo estampando consignas en las mantas para el mitin de Tlatelolco. No dice su nombre. No es muy alta. Tiene el pelo desordenado y me dirige una sonrisa torcida. Hay un debate sobre si avanzar por Bucareli hacia el mercado y ahí esperar, o caminar por Reforma al parque de La Madre.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

Aquel dos de octubre 

 

 

  

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

          Han pasado 50 años, pero la memoria de ese día no ha perdido fuerza. 

 

Son pasadas las tres de la madrugada y estoy en la acera frente al Kiko’s de la avenida Juárez con una bandada de alumnos de la Prepa dos. En zigzagueos y a brincos desde el Zócalo buscamos cobijo para llegar al amanecer y a la corrida de los camiones “Bellas Artes – CU” que llevan a territorio libre y seguro. El miedo transpira en los rostros. Está Rubí, ojos verdes a medio abrir, y Sergio, el copete inmune a la agitación de la jornada. Hay una chica que se unió al grupo en Santo Domingo. Tiene las manos manchadas de la pintura con que estuvo estampando consignas en las mantas para el mitin de Tlatelolco. No dice su nombre. No es muy alta. Tiene el pelo desordenado y me dirige una sonrisa torcida. Hay un debate sobre si avanzar por Bucareli hacia el mercado y ahí esperar, o caminar por Reforma al parque de La Madre.  

 

De pronto un tropel aparece por Iturbide. Se desplaza velozmente. Un pelotón que agita fusiles le pisa los talones. Otros soldados cierran el paso desde la Avenida Juárez. Las cuadrillas arrinconan a los jóvenes contra los cristales de la librería Porrúa. Las culatas de los mosquetones caen rítmicamente, casi en silencio, sin emociones, sobre cuerpos que se desmoronan en las baldosas. Gritamos, más para aliviar nuestro propio miedo que para detener la golpiza. Varios fotógrafos de prensa se han aproximado y observan la escena pensativos, con las cámaras inertes colgando al cuello. Me acerco. Los enfrento. Los acuso de que no registran la alevosía porque son parte de la prensa vendida. Alguien me avisa que los verdes ahora se dirigen a nuestro grupo. Me alejo a paso veloz y me detengo en la esquina, desde donde observo que el oficial al mando interroga a los fotógrafos. Uno de ellos -alto, tez blanca, pelo gris engominado, traje bien cortado y compostura fuera de lugar en aquel escenario- me señala y le dice algo al militar, quien rápidamente se desprende en mi dirección. Corro como nunca en mi vida, como gamo aterrorizado por las balas del cazador, como zorro perseguido por mastines. No vuelvo la mirada. Llego a La Fragua, irrumpo en el Sanborn’s y choco de frente contra dos meseras muy jóvenes. Sin decir nada me toman de los brazos y me arrastran a la cocina, al patio de servicio, y me arrojan en un enorme depósito de basura en donde permanezco hasta bien entrada la mañana.  

 

Por la noche me presento en Novedades en donde soy redactor y traductor. Y ahí, frente al departamento de fotografía, veo al delator. No conozco su nombre. Después me entero que le dicen “el Che” y que nadie en la redacción quiere a este argentino insufrible que tiene fama de fotógrafo mercenario. Me reconoce de inmediato. Se acerca y quiere explicar que no tuvo opción, que lo acorralaron y amenazaron. Miente. Le pregunto que a cuántos otros ha denunciado. Guarda silencio. Le doy la espalda. No lo vuelvo a ver en mi vida. 

 

En 1968 viví como incipiente periodista el gran movimiento que sacudió al país el año en que vivimos en peligro. De las consignas de aquellas jornadas hubo una que sobresaltó mi entonces torpe inocencia profesional: “¡Prensa vendida!” 

 

No alcanzaba yo a comprender el significado profundo del reproche lanzado una y otra vez por las multitudes en las avenidas defeñas. Las mantas, los puños en alto y la expresión colectiva de encono me sumían en un estado de confusión. Mas pronto abrí los ojos a la dolorosa realidad de nuestra profesión: tantos medios al servicio del sistema y alejados de la sociedad a la que dicen servir.  

 

Durante años me agobió la sospecha de que entre el diarismo sucio del mundo, el mexicano ocupaba un lugar principal. Con el tiempo comprobé que en todas partes el llamado “cuarto poder” puede enlodarse con la misma presteza que el primero, que el segundo y que el tercero. Lo que Robert Michels estudió acerca de la concentración de poder en la dirigencia de los partidos políticos en 1911, tiene perfecta aplicación para las organizaciones informativas: acumulación en la cúpula y desplazamiento de la militancia (audiencia). Sin distinción de nacionalidad, credo o raza. 

 

En un espléndido libro, The Trust, se narra cómo el venerado New York Times guardó silencio cómplice sobre el Proyecto Manhattan para desarrollar la bomba atómica a cambio de la “exclusiva” después de que el artefacto fuera empleado. En los años de la guerra fría, respetados editores del primer mundo de la democracia alegremente sometían artículos al escrutinio del asesor presidencial Arthur Schlesinger, quien a su vez compartía los más “duros” con el presidente Kennedy para “suavizarlos” antes de su publicación. Es posible que esto recuerde la escena de El Padrino en donde Hyman Roth exclama satisfecho: “Por fin… ¡un gobierno amigo con el que se pueden hacer negocios!”  

 

En el curso de una investigación di con un ejemplo señero, la confirmación de que en los más albos castillos de la pureza puede haber una cloaca y muchos esqueletos en el ropero. Hablo de The Atlantic Monthly, la gran revista liberal fundada en 1857 por Ralph Waldo Emerson, Henry Wadsworth Longfellow, James Russell Lowell y Oliver Wendell Holmes (¡acervo de pedigrí pocas veces visto!) que a lo largo de su centenaria existencia ha publicado firmas que son joyas de la inteligencia, la razón y el conocimiento. En una antología de la revista se pueden encontrar textos que iluminaron épocas, como la “Carta de la cárcel de Birmingham” de Martin Luther King, Jr., el ensayo “Ventanas rotas” de James Q. Wilson y George L. Kelling o el encuentro de la poesía y la política de Archibald MacLeish. 

 

Mas he aquí que en junio de 1938, tres meses después de que el gobierno del general Cárdenas expropiara la industria petrolera extranjera, esta casa de la virtud publicó un número extraordinario: “The Atlantic Presents – Trouble Below the Border – Why the Mexican Struggle is Important to You” (The Atlantic presenta – Problemas al sur de la frontera – Por qué la lucha en México es importante para usted) que según personajes de la época, entre ellos el embajador de Estados Unidos en México, Josephus Daniels, y Jesús Silva Herzog, fue una de las más extremas muestras de la villanía de la prensa a cambio de treinta monedas… en este caso, de treinta barriles de petróleo 

 

Este paradigma de deshonestidad periodística fue financiado por la Standard Oil. Un alto funcionario del Departamento de Estado le reveló al embajador Daniels que e[Field]n 1938 The Atlantic[Field] atravesaba por graves dificultades económicas y Edward Weeks[Field], el noveno editor de la revista, negoció con la petrolera[Field] la edición de un folleto que sirviera a sus propósitos de propaganda. Ochenta años después, la lectura de ese folleto aún produce efectos eméticos. 

 

Es interesante el juicio de Daniels[Field] sobre el asunto. Sin sutilezas diplomáticas condena el episodio en el que la revista liberal perdió la virtud: “Lo más bajo a que llegó la propaganda en contra de las políticas de México y de sus funcionarios fue la de la revista Atlantic Monthly[Field], una de mis favoritas a lo largo de mi vida hasta que se degradó entregándose a los intereses petroleros. Cayó de las alturas al más profundo abismo y se ganó el desprecio de todos quienes vieron que una revista que durante mucho tiempo gozó de la confianza popular había perdido la decencia, como lo fue, cuando abrazó la campaña de las compañías de petróleo que deseaban que Estados Unidos[Field] le declarara la guerra a México. 

 

Prensa vendida, pues. 

 

 

30 de septiembre de 2018 

 

 

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy
La casa de mi amo
Lo que el arte nos comunica
Recuperar el pasado
Año Nuevo
Navidad
La risa, remedio infalible
A vuelta de correo
Para decir México
Jesús Blancornelas, in memoriam
20 de noviembre
Hora 11... día 11... mes 11
Romance sonámbulo
El niño Fidencio
Nuestra historia
Un libro llamado Ulises
Exvotos
Aquel dos de octubre

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Reforzará Gobierno Municipal
Programa de Bacheo; lanza licitación
| Portada
Suman ya 9 mil 809 solicitudes
para el examen de ingreso a la UACJ
| Portada
Va de nuevo Sanders por
la presidencia de los EUA
| Portada
Dan 11 años de prisión al homicida
del activista Isidro Baldenegro
| Portada
Dos lesionados en choque
vehicular sobre la 20 de Noviembre
| Portada
Convive Alcalde con los mandos de
la Secretaría de la Defensa Nacional
| Portada
Soleado, aunque prevalecen
las bajas temperaturas: PC
| Portada
Asiste Alcalde a Foro Internacional
de Prevención de la Violencia y Seguridad Ciudadana en Nuevo León
| Portada
Pide Tránsito no alertar en redes
sociales ubicación de operativos
| Portada
Acuerdan Elena Poniatowska y el ITCJ
crear programa Amor por la Cultura
| Portada
Bailan en Zumbatón y Kermés para
comprar quimioterapia a un niño
| Portada
''Cuba, una visión de la vida
cotidiana'', en conferencia de Girasoles
| Portada
Entrega Alcalde regalos a niños a través
del programa Amigo Bombero Secreto
| Portada
Trabajamos en un nuevo modelo migratorio
''seguro y ordenado'': Senadora Caraveo
| Portada
Cierra Andrés Manuel la prisión de las
Islas Marías; ahora será centro cultural
| Portada
Envía Gobierno Federal 5 toneladas
de alimentos para los inmigrantes
| Portada
Acribillan, matan a joven en
calles de Infonavit Tecnológico
| Portada
Violacion a la Universidad
| chileKNqueso
Hasta 50% de lluvia,
agua nieve o nieve: PC
| Portada
Carta a García
| Juego de Ojos

Gotera

    Dejad a los niños...
    De golpe y porrazo, en un tris de anular y gordo, pum caon¡¡ han desparecido en el país miles de niños y niñas de entre los uno a los cuatro años, y los panistas sueltan el llanto, berrean en todo el territorio nacional y acusan a AMLO de traganiños.
    Flap¡¡ se esfumaron los infantes que por generaciones se sucedían en las estancias infantiles de Sedesol (ahora Secretaría del Bienestar), al cumplir los cuatro agresaban pero igual eran sustituidos por otros imaginarios pequeños.
    Por supuesto que al ejército fantasma se le reportaba vivo, de buen diente, y en las bitácoras hasta se contaba con la firma de sus también fantasmagóricos padres o tutores a la hora de llevarlos o bien recogerlos.
    Eran de papel, pero una verdadera mina de oro.
    Los infantes reportaban millonarias ganancias a los dueños de esas guarderías, muchos de ellos de la casta dorada del PAN que regenteaban esos refugios por racimo, de Josefina Vázquez Mota para abajo.
    Y claro, el dolor fue inmenso, algo así como el de una amputación sin anestesia a la altura de los bolsillos.
    No para menos, los alaridos subieron de tono al ver desaparecer en un parpadeo las gordas cuentas bancarias, y luego de que el presidente determinó que  ahora los dineros...irán directo a manos de padres y madres.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Laura Zapata


Ramón Quintana Woodstock

 

Le llamamos sociodrama, la gente que trabajamos con personas sumidas en las adicciones, realizamos esta actividad. Se trata a grandes rasgos de orquestar una obra de teatro improvisada, en donde se le da un tema al grupo de participantes, previamente se les habla por ejemplo de lo que es la figura materna o paterna, conciencia de la enfermedad, control de impulsos, etc. En general nos permite ver más allá de lo que el paciente habla, dice o defiende. Este mismo orquesta su propio papel ya que entre todos definen quién será quién. Es decir, se pone a dialogar al inconsciente, y básicamente lo que ejercita es escupir eso que se oculta. -Por ejemplo- un hombre que patea perros dentro del sociodrama, habla por si solo de lo que acontece en su cotidianeidad.



Más Leviatán

La Nota Nostra

EL BONO DE LA LÁSTIMA

 

Ramón Quintana Woodstock

 

La ironía de estar de lado del Maduro. El gobierno de AMLO se ofrece como mediador para resolver el conflicto, pero no puede resolver el conflicto magisterial de la sección 18 en Michoacán, al que ya le falta poco para cumplir un mes de bloqueos. La CNTE es el sindicato con más poder de choque que hay en México. No se duda de su poder de convocatoria, de lo que si se duda es de que los integrantes sean todos maestros, pero existe una duda mucho más amplia que hace retumbar lo más recóndito de la intelectualidad ¿tendrán cerebro? Para ser maestros no parece. Suponiendo sin conceder, que todos ellos si estén dotados de materia gris, ¿por qué si ya lograron tener la atención del gobierno federal y estatal, aun siguen bloqueando las vías férreas?

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

María Luisa García Amaral, además de llamarme pendejo a la menor oportunidad, me decía que la ciudad era la costra de las relaciones sociales. Que en la ciudad se ve reflejada la manera en que la gente vive.

Ciudad Juárez es sucia. Evidencia de ello son los eventos que se anuncian en los postes de la ciudad, la mayoría de mediana calidad e intrascendentes culturalmente, violan los reglamentos municipales, ensucian y a cambio los juarenses les damos nuestro dinero.


Mas Juárez

A la Cabeza

Violacion a la Universidad

 

Francisco Flores Legarda


Tu verdadero sitio……
Jodorowsky
Domina tu ego infantil...
Jodoroswky


Soy un milagro cuyo origen se desconoce. Yo estuve cuando Dios separo las aguas de la tierra. Asistí al regazo del señor en el primer vagido de Adán. Me quede con la boca abierta al contemplar la hermosura de Eva y al reconocer la otra mitad del género humano. Fui testigo de los afanes divinos para con la mujer. Le ayude a Noé a construir su arca y después del trabajo inventamos el vino para alegrar el corazón. Certifique el incendio de Sodoma y Gomorra. Estuve en África antes de la fundación del imperio romano y estoy contemplando los restos de Troya participe en el concurso  de resistencia de materiales con los que se construyó la muralla china. Estuve con mi Señor en el pesebre.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com