cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

La traición de Sicilia

 

Carlos Murillo González

A la gente de Ciudad Juárez, por su valentía y resistencia ¡Kita Shiwe!
 

La caravana por la paz en cabezada por el poeta Javier Sicilia y cuya terminación en Ciudad Juárez en los primeros días de julio llamó la atención nacional e internacionalmente, pudo haber sido el parteaguas de una verdadera agenda nacional surgida desde y para la sociedad de no haber sido traicionada por quienes la sugirieron y encabezaron.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuerdo de Héctor Pérez Martínez


Miguel Angel Sánchez de Armas


El 7 de mayo de 1932, el joven periodista campechano Héctor Pérez Martínez, autor de la columna “Escaparate” de El Nacional, reprochó nada menos que a don Alfonso Reyes –en aquel momento embajador de México en Brasil– su “distanciamiento” de la literatura mexicana, y le expuso el descontento de un grupo de escritores –después conocidos como nacionalistas–, porque los “Contemporáneos”, grupo en donde Reyes era ejemplo, ni ponían interés en los problemas del país, ni volvían la mirada a la literatura de los grandes maestros mexicanos:


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Pacto de Estado PSOE-PP en España?

Germán Gorraiz Lopez

La negativa de Pablo Iglesias a facilitar la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno dejaría abierta la posibilidad de unas nuevas elecciones en el otoño que tendría como efectos colaterales la inestabilización de la economía española al subir de forma desbocada la prima de riesgo y el retorno del Bipartidismo (PSOE-PP).


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Vida de perros

Por la recta que lleva a Perote -la carretera con más topes por metro lineal en Veracruz y muy probablemente en el mundo- vi a un perro muy serio que trotaba de prisa. Era un streeter-cruzado-con-callejero de pelambre grasiento decorado con costras de lodo aquí y allá. El rabo mordisqueado y una oreja gacha me dijeron que era un rudo entre la jauría del rumbo. Sin embargo, algo había en su porte que me cautivó. Era, ¿cómo decirlo?, cierta altivez, un aire de firmeza y seguridad y una mirada inteligente y reflexiva.

Miguel ngel Snchez de Armas


 

 

 


Vida de perros

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

          Por la recta que lleva a Perote -la carretera con más topes por metro lineal en Veracruz y muy probablemente en el mundo- vi a un perro muy serio que trotaba de prisa. Era un streeter-cruzado-con-callejero de pelambre grasiento decorado con costras de lodo aquí y allá. El rabo mordisqueado y una oreja gacha me dijeron que era un rudo entre la jauría del rumbo. Sin embargo, algo había en su porte que me cautivó. Era, ¿cómo decirlo?, cierta altivez, un aire de firmeza y seguridad y una mirada inteligente y reflexiva.

 

          “¿A dónde irá ese perro con tanta prisa?”, me pregunté. ¿”Qué asuntos urgentes tendrá en una mañana de sábado?” En el tope coincidimos. Se detuvo con las patas delanteras sobre la joroba y el morro en alto, la cabeza ligeramente ladeada. La oreja gacha, trozada por mitad, se agitó en la brisa. Nuestras miradas se encontraron y entonces, seguro de que no le echaría el auto encima, cruzó la vía y se perdió en una calle polvorienta.

 

          Ese encuentro me recordó que he conocido a muy pocos perros en mi vida. A resultas de la revolcada que me dio una vieja dálmata en casa de mis abuelos paternos, les tengo miedo. Tendría yo tres años y comía una salchicha que se le antojó al viejo, chimuelo y casi ciego animal. Se acercó, olfateó el bocado, dio una tarascada y se llevó la salchicha con todo y mi mano. Grité. La perra se espantó y quiso correr pero no me soltaba. Apareció el abuelo. Volaron cintarazos. Llegó la abuela con el “¡Jesús!” y el “Santísimo” en la boca. Me rescataron. La perra fue enviada al exilio. La salchicha se perdió en el ajetreo y yo me quedé con un terror a los canes que más de medio siglo después no me puedo quitar.

 

          De mis escasos encuentros perrunos, tengo algunas memorias divertidas y otras sobrecogedoras.

 

          Hace como cien años, mis hermanos y yo adoptamos a “roldán”, el pastor alemán de un vecino. Lo rebautizamos “tribilín” y durante algunos días lo alimentamos de lo que mamá ponía en la mesa. La pobre, que a diario batallaba para estirar un magro gasto, se puso como basilisco y salimos todos, niños y perro, a escobazos. Pero los niños y los perros hablan el mismo idioma y en las noches siguientes “tribilín” encontró una ventana abierta y una cama para no dormir a la intemperie... hasta el domingo en que mis horrorizados padres descubrieron a su camada abrazada al perro que, lo juro, roncaba.

 

          Con el tiempo crecí y me casé. Una madrugada después de una juerga descubrí en la cochera a una famélica y asustada perrita y en un arrebato la adopté y la llevé a casa... con los resultados que imaginará el lector. Yo tuve más suerte que el animal, pues dormí en el sofá. Luego fui padre de una hijita y un día la hijita quiso un perrito. En una tienda de mascotas adquirí por una cantidad exorbitante una bolita de pelo con ojos, garantizada libre de pulgas y enfermedades contagiosas que, a la manera de la película de los Gremlins, en poco tiempo se transformó en el perro más tonto del mundo y en una nauseabunda máquina de lamer.

 

          Un domingo por la mañana, sobre la autopista a Cuernavaca, un chucho corrió entre los coches en el momento en que yo aceleraba la motocicleta y quedó paralizado en la trayectoria de 450 kilos de metal y conductor. No fueron más de tres segundos. Lo vi aplanarse sobre la panza. En su mirada, que se trabó con la mía, apareció un espanto de muerte, una visión del fin del mundo. En la siguiente escena voy patinando sobre mi costado izquierdo con el casco chirriando en el asfalto, la motocicleta vuela fuera de la carretera y el perro va rumbo al Olimpo de sus antepasados.

 

          Otra tarde, de entre una milpa a la orilla de un camino, aparecieron tres perros enormes que corrían y brincoteaban en una extraña danza erótica. El que iba a la cabeza hizo una cabriola, tomó tierra y se aventó en la trayectoria del auto, su mirada fija en mí, los belfos hinchados, la lengua de fuera, todo él una expresión de júbilo. Quedó atorado en la defensa y lo arrastré un buen trecho antes de lograr orillarme.

 

          También he sido agredido por estos acólitos de San Roque. Apenas la otra noche, en un restaurante de postín, un diminuto y perfumado braco me estuvo gruñendo y mostrando los colmillos cada vez que su dueña se descuidaba. Y en mi anterior empleo andan diciendo que yo fui culpable de la muerte de la pelusa, compañera del canelo. La pobre quedó en calidad de calcomanía cuando se rehúso a darle el paso a un camión materialista.

 

          Creo que destapé la Caja de Pandora del mundo canino. Parece que el amor a los perros es más intenso que el amor por la justicia. “¿Cómo es posible que le tengas miedo a los perritos, si son lo más lindo del mundo?”, exclama con voz aguda mi cuata AB, la que tiene un doctorado en ciencia política. Cuando le recuerdo que hace poco un rottweiler destazó a su dueño, que están documentados casos de doberman que se almorzaron a los bebés que debían cuidar y que en la obra de Orwell napoleón utiliza a los mastines que secuestró cuando cachorros para oprimir a los demás animales de la granja, responde con un mohín de fastidio: “¡Ay, tú siempre tan exagerado!”

 

          De vez en vez un conocido me para en la calle y con ojo entrecerrado y voz silbante quiere saber si realmente lancé los 450 kilos de mi motocicleta contra un indefenso perrito en la carretera a Cuernavaca. Pone ojos de plato cuando digo que así fue y alza los hombros con desdén al escuchar el tímido colofón de mi aventura: tres meses con un cabestrillo y una fortuna en medicinas y rehabilitación.

 

          El colmo es CM. Luciendo la más brillante de sus sonrisas me extendió un libro de Benítez Carrasco y con ironía afilada cual estilete de Capeto apostrofó: “Pues nunca he sabido que a un periodista alguien le haya escrito un poema... ¡como ha sucedido con los perros!”: Con una pata colgando / -despojo de una pedrada- / pasó el perro por mi lado. / Un perro de pobre casta. / Uno de esos callejeros / pobres de sangre y de estampa.

 

          Respondí que estaba equivocada. Que en la poética popular bardos hubo que cantaron a los informadores. “¿Ah sí?”, contestó. “¿Cómo quién?” Me exprimí el seso y sólo recordé las formidables estrofas de Guillermo Aguirre: En torno de una mesa de cantina, / en una noche de invierno, / regocijadamente departían / seis alegres bohemios. Ella examinó sus cuidadas uñas y sin mirarme dijo: “Sí, claro. Ustedes los periodistas... son... medio... bohemios, ¿verdad?”

 

          Me doy cuenta de que es imposible ganar y acepto que en el poema de Benítez hay al menos una estrofa con imágenes afortunadas, aquella que reza: Y adiós la desconfianza. / Que ya se tiende a mis pies / a tiernos aullidos habla, / ladra para hablar más fuerte, / salta, gira, gira, salta, / lloran, ríen, ríen, lloran / lengua, orejas, ojos, patas, / y el rabo es un incansable / abanico de palabras.

 

          Y desde luego que es mérito de condigno, si esta condición se puede aplicar a un poeta, que imagine un cielo de los perros en donde un San Roque recibe a los gozques y los recompensa por los sufrimientos en su valle de lágrimas: Para ti... un rabo de oro, / para ti... un ojo de ámbar; / tú tus orejas de nieve; tú, tus colmillos de escarcha. / Tú... tu muleta de plata.

 

          Estoy deprimido. ¡Protesto! Sólo quise documentar mi escasa relación con el mejor amigo del hombre. No me merezco un trato así. Quizá deba regresar al columnismo político. Entonces nadie se metería conmigo.

 

          Mas no puedo dejar de preguntarme: ¿a dónde van los perros?

 

 

07 de abril de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Recuerdo de Héctor Pérez Martínez
Recuerdo de un libro
El más triste de los alquimistas
¿Para qué sirve la literatura?
Elogio del periodismo
No se admiten milagros
Prohibida la entrada a mujeres, uniformados, ambulantes y perros
Un mexicano en NormandA
Angustia tecnolgica
9 das de junio
Quin mat a George Polk?
Manuel Buenda, in memoriam
De adjetivos y lugares comunes
De sirenas y ballenas
Una lectora nada comn
El sndrome Genovese
All that Jazz
El eterno femenino
Una leccin de semana santa
Vida de perros

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Los atrapa la municipal con
un kilo de 'cristal' y una 9 mm
| Portada
Sentencian a ex director de la Auditoría Superior del Estado por peculado agravado de 5.4 mdp | Portada
Cancelan evento de Manos
a Través de la frontera
| Portada
Con sensación de hasta
42º C el fin de semana: PC
| Portada
Inaugura Alcalde Cabada el
Centro de Monitoreo de PASA
| Portada
Acreditan calidad académica
y social de Enfermería de la UACJ
| Portada
Capturan municipales a presuntos sicarios de ejecuciones en Pradera de Los Oasis | Portada
Lo asesinan sicarios en una
vivienda de la Juanita Luna
| Portada
Presentan a empresarios estudio
sobre costos del delito y la violencia
| Portada
Aseguran media tonelada de marihuana
en vivienda de Fuente Los Nogales
| Portada
Tirotean, matan a dos hombres
en Praderas de los Oasis
| Portada
Llama UACJ a quienes tenga
pendientes en su pago de inscripción
| Portada
Registra pavimentación de calle
Telurio 89 por ciento de avance
| Portada
Lesionado en choque con el
tren al intentar ganarle el paso
| Portada
Acompaña Alcalde a presidente de la Cámara de Diputados durante pronunciamiento por víctimas del 03/08 | Portada
La gratuidad de la educación
superior se aplicará paulatinamente: Rodríguez Armenta
| Portada
Informa Alcalde resultados en
Desarrollo Urbano en la ciudad
| Portada
Atrapa la migra a un francés
presunto asesino buscado por la Interpol
| Portada
Arrestan a 15 policías municipales
de Madera con todo y su director por ''obstruir'' investigacion estatal
| Portada
Ejecutan a tres hombres en la Zona
Centro, en Constitución y Justo Sierra
| Portada

Gotera

    De brutos y brutales

    Como si de ayer se tratara, los juarenses muestran heridas vivas aún de aquella etapa que fue del abuso al ultraje, del robo a la extorsión mediante la 'cuota' y hasta el asesinato.
    Nadie está para dorar la píldora a los deudos fronterizos, que por miles sufrieron la atrocidad que significó la permanencia por estas tierras de la Policía Federal del '08 al '11.
    Cual ejército de ocupación, sus cavernarios componentes violaron, atracaron y mataron cuanto quisieron por esta esquina del país hasta cambiar de rojo el azul de sus uniformes en esa orgía de exterminio.
    Y quién en su sano juicio saldría en defensa de tal gavilla ahora que protesta ante su desaparación como 'institución'?
    Rechazan los inconformes entregar la 'patente de corso'; su transferencia a la Guardia Nacional, como una de más de diez opciones de reacomodo dentro de otros cuerpos gubernamentales.
    Pues en esa afán retórico y electorero, de abogados del diablo sólo aparecen los diputados panistas y esto no puede ser si no es desde ...la ignominia.


Más Gotera

Contexto

México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Niños de goma


Ramón Quintana Woodstock

 

Es el puente Santa Fe, en Ciudad Juárez, este se construyó a finales de los años sesentas, es una joroba que hay que caminar primero en ascenso y al cruzar el Rio Bravo se desvanece en descenso, cala porque es puro ejercicio cardio vascular, y más para los que no soltamos el automóvil. Frente a mi va una familia muy apurada con tres chavales de no más de 12 años, dos niñas y un niño, pareciera que se trata de la tía y la madre de los niños, ambas de peso completo y con el salvavidas de frijoles puesto en la cintura.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Cambio de tercio

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En los inicios de los noventas apenas se asomaban los pelos de los bigotes, por aquellos tiempos compré mi primer cassette, fui seguidor de la banda por muchos años y los vi en el escenario varias veces, los conciertos eran pletóricos, con baile obligado. La semana me sorprende con la noticia de que: el vocalista de Café Tacuba dijo un discurso en la Cámara de Senadores. Ahora no solo es música, también se trata de hacer política, y es válido.
 

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Y tú, ¿de qué lado estás?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Ayer 29 de julio, fue un día muy revelador y triste.

La transmisión en vivo de la sesión extraordinaria de cabildo era como un partido de futbol.

La ciudadanía interesada en la discusión del decreto LXVI/RFCNT/0354/2019 (tal vez 200) veíamos la transmisión en vivo de la sesión de cabildo y comentábamos respecto a lo que decían los regidores.

Este decreto buscaba modificar la Constitución de Chihuahua, para alinearla con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.


Mas Juárez

A la Cabeza

Muere la sociedad civil

 

Francisco Flores Legarda


Para los honestos, lo más terrible es la calumnia.
Para los deshonestos, lo más terrible es la verdad.

Jodorowsky


Tiene sentido hablar de correlación de fuerzas cuando un actor social y político -los empresarios- han capturado la atención, han acaparado la interlocución con el gobierno. El modelo de poder gestado en la era tecnocrática quedó definido en la negociación casi exclusiva de los grandes empresarios y sus cúpulas con el gobierno de turno. Un gobierno para los empresarios. Un país de corporativismo único. Hablar de la correlación de fuerzas acaso no es un resabio de la lucha de clases cuando el poder económico ha extinguido el poder de otras fuerzas sociales.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com