cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Una lectora nada común


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Alan Bennett es uno de los autores británicos más queridos, autor de celebradas obras teatrales como Habeas Corpus y La locura de Jorge III y guiones cinematográficos y piezas televisivas que son una delicia, entre ellas Un inglés en el extranjero -que algún malvado columnista tradujo en el pasado como “El hijo de la pérfida Albión viaja fuera del Imperio”, hágame usted el favor.
 
Hoy comparto con el lector un bocado de cardenal (literario) muy a modo para la temporada de vacaciones: Una lectora nada común.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España

Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Una lectora nada común

Alan Bennett es uno de los autores británicos más queridos, autor de celebradas obras teatrales como Habeas Corpus y La locura de Jorge III y guiones cinematográficos y piezas televisivas que son una delicia, entre ellas Un inglés en el extranjero -que algún malvado columnista tradujo en el pasado como “El hijo de la pérfida Albión viaja fuera del Imperio”, hágame usted el favor.
 
Hoy comparto con el lector un bocado de cardenal (literario) muy a modo para la temporada de vacaciones: Una lectora nada común.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una lectora

 

nada común

 

 

 

  

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

          Alan Bennett es uno de los autores británicos más queridos, autor de celebradas obras teatrales como Habeas Corpus y La locura de Jorge III y guiones cinematográficos y piezas televisivas que son una delicia, entre ellas Un inglés en el extranjero -que algún malvado columnista tradujo en el pasado como “El hijo de la pérfida Albión viaja fuera del Imperio”, hágame usted el favor.

 

          Hoy comparto con el lector un bocado de cardenal (literario) muy a modo para la temporada de vacaciones: Una lectora nada común.

 

          En esta novela corta -o cuento largo- que tiene como centro la lectura y el acto de leer, en lugar de una perorata como las que los bienintencionados asestan a los no lectores, Bennett crea una situación ingeniosa y divertida: pone a la reina Isabel, cerca de los ochenta años, a descubrir el placer de la lectura. Y da vida a un asistente, Sir Kevin, como burócrata guardián de la ignorancia y por lo tanto de la tranquilidad, pues se echa a cuestas la tarea de intentar alejarla de los libros.

 

          Por accidente, como ocurren muchas cosas importantes en la vida, la reina Isabel comienza a leer y su interés va en ascenso hasta convertirse en una obsesión. La Reina, con la gran cantidad de compromisos políticos y sociales que debe atender, ha estado toda su vida ajena a la lectura. La obra aborda algo que no es ficción: las personas que leen son extrañas, la gente desconfía de ellas, creen que el influjo de los libros las lleva a actuar diferente, que viven en un mundo distinto y son poco confiables. Mas para esto está allí el fiel servidor Kevin: ¡para alejarla de esta mala costumbre!

 

          Bennett recrea -más bien caricaturiza- a la clase política como no lectora. En una recepción oficial, un imaginario presidente francés se alarma cuando la reina lo interroga sobre Jean Genet, de cuya existencia el mandatario no tiene la menor idea, y con la mirada busca desesperadamente a su ministra de Cultura para que lo saque del aprieto.

 

           Aparece tan inusual que una jefa de Estado sea lectora empedernida, que si lo hace en público debe ser con una lectura políticamente correcta, para no enviar un mensaje equivocado. Los publicistas del reino sugieren emitir un comunicado de prensa para informar que la Reina “gusta de leer a los clásicos”, para justificar la elección. Las figuras públicas parecen no tener derecho a leer por placer, pues como dice el asistente Kevin, “tendríamos que asociar sus lecturas con una finalidad más amplia: la alfabetización del país entero por ejemplo, o mejorar el nivel de lo que leen los jóvenes”. De otro modo, una Reina que lee se percibe como “no disponible”, como “egoísta”.

 

          Todo, lo que se lee y lo que no, tiene una lectura política. Cuando la Reina intenta modificar su imagen en televisión y propone aparecer con un libro en la mano, de inmediato se le cuestiona sobre el libro a seleccionar. Ella escoge un poema de Thomas Hardy titulado La convergencia de dos que habla del encuentro del Titanic y el iceberg. Mas el Premier, nada divertido, advierte que es un  mensaje que no puede suscribir el gobierno, pues al público no se le puede permitir pensar que es imposible controlar al mundo. “Es un camino que conduce al caos, o a perder las elecciones, que es lo mismo”.

 

          Este tipo de pasajes puede mover a risa por la exageración, pero quien se ha movido en los medios sabe que son interpretaciones a cargo de “asesores políticos”, ya que vivimos en un mundo de percepciones donde no importa mucho lo que ocurre sino lo que se piensa que ocurre.

 

          Sacarse de la manga el título “La Biblia” cuando le preguntan a alguien sobre sus lecturas, especialmente cuando estas no existen, es un recurso común y Bennett lo retrata de manera divertida. Es la respuesta que da un súbdito cuando la Reina le pregunta qué está leyendo. Se trata de una salida fácil porque en la pérfida Albión casi todo mundo tiene un ejemplar en casa. La trama no es un secreto para nadie y es difícil someter a prueba al supuesto lector.

 

          Una imagen afortunada que consigue Bennett sobre el acto de leer es cuando la Reina cae en la cuenta de que a los libros no les importa quién los lee: lo mismo puede hacerlo una reina que la persona más plebeya del Reino. En la lectura no caben jerarquías. “La lectura es una mancomunidad, las letras una república”, piensa el personaje-Reina cuando descubre el significado de la expresión República de las letras: los libros no se someten. “Todos los lectores son iguales y eso los remota al comienzo de sus vidas”.

 

          Bennett aborda algo que todos hemos experimentado: lo insulso -e insultante- de los discursos y las peroratas políticas. Excepto algunos que ha recogido la historia, casi todos suenan igual, porque la naturaleza misma de sus fines hace que sean textos directos, referenciales, escritos sin imaginación y creatividad. En la narración de Bennett, la Reina, embarcada en el proceso de apreciar la lectura, “tuvo conciencia de lo tediosas que eran aquellas bobadas que debía pronunciar […] «mi gobierno hará esto… mi gobierno hará lo otro»: estaba tan zafiamente redactado y tan desprovisto de estilo o de interés que pensó que el acto mismo de leer aquel texto era degradante”.

 

          A medida que la Reina lee surge otra necesidad, la de escribir sus propias impresiones acerca de lo que lee. Una noche descubre que “no pones la vida en los libros, la encuentras en ellos”. Esto lo refiere de una forma parecida Jean Paul Sartre en Las palabras, libro en el que describe cómo llegó a la lectura, en forma muy temprana por cierto, pues aprendió a leer a los cuatro años y la enorme biblioteca del abuelo lo condujo al mundo de los libros. Dice Sartre: “Se despedían nuestras visitas, yo me quedaba solo, me evadía de aquel cementerio trivial, iba a reunirme con la vida, con la locura en los libros.

 

          El final es sensacional. No lo delato. Sólo apunto que la Reina rescata su vida de lectora y queda la insinuación de que, al igual que su ilustre antecesor que prefirió el amor y cedió el trono, ella también abdicará para seguir un camino elegido: el de los libros.

 

 

 

12 de mayo de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Una lectora nada común
El síndrome Genovese
All that Jazz
El eterno femenino
Una lección de semana santa
Vida de perros
Perfidia en el Potomac
Fumer tue
Recuerdo del General
Intolerancia
Tras la huella de Gandhi
Cine y propaganda
Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy
La casa de mi amo
Lo que el arte nos comunica
Recuperar el pasado
Año Nuevo
Navidad

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Continúa el operativo integral para
entrega de apoyos federales en la entidad
| Portada
Atropellan a comandante de la
municipal que tripulaba motocicleta
| Portada
Ejecutan a joven dentro de un
''Oasis'' en la colonia Altavista
| Portada
Incautan metanfetamina por casi 4
millones de dólares en Sierra Blanca
| Portada
Recauda municipio 450 mil pesos en primeros dos días de rebaja a multas viales | Portada
Grave pareja baleada en intento
de ejecución en la Olivia Espinoza
| Portada
Van mas de mil 688 metros cuadrados
reparados en mayo con el Mega Bacheo
| Portada
Por encima de los 60
km/hr seguirá el viento: PC
| Portada
Lo matan a balazos en calles
de la colonia 16 de Septiembre
| Portada
La boxeadora juarense Suzeth
Ramírez asegura medalla de plata en Olimpiada Nacional 2019
| Portada
Derriba viento techos, árboles
y cables; atiende Bomberos 22 casos
| Portada
Presenta Alcalde proyecto Juárez
Iluminado a integrantes de Canaco
| Portada
Decomisan 10 kilos de 'cristal con
valor de casi 2.5 millones de pesos
| Portada
Lo asesinan en un cuarto
de hotel de la zona centro
| Portada
Muere peatón que iba a El Paso
por el puente de Zaragoza
| Portada
Nombran al Alcalde Armando
Cabada coordinador Regional del Noroeste de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal
| Portada
Se esperan ráfagas por
encima de los 80 km/hr.: PC
| Portada
Matan a dos y hieren a tres en ataque
a una fiesta en colonia Aztecas
| Portada
Ejecutan con cuerno de chivo
a dos hombres en la Juárez-Porvenir
| Portada
Lo asesinan a balazos en
el Monumento a Benito Juárez
| Portada

Gotera

    Y yo por qué?
    Se les hincaba a los juarenses, les lloraba para que lo eligieran mandamás y juraba, desde ese alto encargo, terminar con la pesadilla de la sangre.
    Eso era en campaña, cuando la violencia no se le caía de la boca como bandera junta votos, porque, ya para estos días, el fundamental tema ha desaparecido del discurso de Corral.
    Pero explotaba la matanza incluso desde mucho antes de esa etapa proselitista --o es que ya lo era?-- cuando se lo echaba en cara a su antecesor desde la tribuna del senado.
    Lo agarraba de los taneiros un día sí y otro también, lo exhibía de inútil y le exigía seguridad para los chihuahuenses.
    Ahora, por el contrario, con cara de que está hablando en serio, afirma que el es gobernador y no policía para andar tras los matones, en lo que viene a ser una variante del famoso "¿Y yo por qué?" de demente Fox.
    Y pues quién le entiende, se ha lanzado duro contra todo proyecto, decisión y propuesta de Andrés Manuel López Obrador, pero al mismo tiempo...le implora que venga a enderezarle el barco con la Guardia Nacional que tanto vituperó.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El duelo de los futbolistas que pierden un clásico


Ramón Quintana Woodstock

 

Los domingos es religiosamente el desayuno acompañado de periódicos como el Universal, en éste me une un vinculo afectivo, ya que ahí reportea David Fuentes, periodista que salió de Televisa Juárez básicamente coaccionado por Héctor González. David se cayó ´parriba, ahora es un ínclito investigador, que se codea con Héctor de Mauleón y más de tres veces ha sido citado por Sergio Sarmiento, anda con los grandes de la pluma.

Leo en el Universal: “Redes exhiben fiesta de jugador de Chivas tras perder el clásico” “Por un video de Instagram quedó evidenciado que rápido olvidaron la derrota del América”.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Altozano y el Nobel de la estulticia

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Desde las tres esferas de gobierno, la ciudad, vista desde arriba, queda en el subterráneo, tres pisos debajo de la superficie, suponiendo que ellos están encima 103 pisos apuntando al cielo. Nosotros no somos noticia nacional, ni aunque haya masacres consuetudinariamente, es mucho más feroz una noticia -por decir algo- que se tropiece el actor del cristo de Iztapalapa o que los patines no pueden estar en las banquetas de la Ciudad de México, porque la gente tiene reflejos de vaca, y no puede brincarlos. Eso es súper importante.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Cinco cosas que podrían mejorar las finanzas y servicios públicos que el municipio no quiere que sepas. La número cuatro te sorprenderá

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Antes de continuar, las cinco son propuestas serias y viables. Decir que la número cuatro te sorprenderá es sólo una broma que rememora algunos anuncios de Internet.
La idea es simple, cinco propuestas que de realizarse el gobierno municipal ahorraría dinero y con eso mejorar sus servicios.
Puede parecer que se adelanta a los tiempos electorales y de campaña. Pero no, las campañas del 2021 se están jugando desde ahora.
Bien, sin más vayamos a las propuestas.


Mas Juárez

A la Cabeza

Vanidad

 

Francisco Flores Legarda


Al contacto con tu piel supe lo que era tener manos.
Jodorowsky


La compasión es un sentimiento que abre una comunicación efectiva hacia los gobernados. Hay gobernantes que nunca lograron esa conexión. Queda para el recuerdo la anécdota, el anunció que un 3 de febrero de 2015 hiciera Enrique Peña Nieto, el arribo de un nuevo titular de la Función Pública, Virgilio Andrade, con la intención de fortalecer la transparencia, de presentar un nuevo rostro frente a la corrupción, es decir, nada. Impávidos quedaron los periodistas reunidos para la ocasión, sin reaccionar con admiración a lo informado. Peña Nieto reaccionó a la falta de interés mostrada por la audiencia, profiriendo la célebre frase “ya sé que no aplauden”.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com