cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

“Un hombre ha muerto de muerte natural”


Miguel Angel Sánchez de Armas


Una de las más recias e imponentes personalidades literarias del siglo pasado fue sin duda Ernest Hemingway, Papa, el poderoso escritor estadounidense cuya obra y vida siguen deslumbrando a lectores en todo el mundo.

Reportero, chofer de ambulancia en la primera guerra mundial, taurófilo irredento, pescador, soldado, mujeriego... pareciera que la vida de este brillante y atormentado autor fue una novela en permanente construcción. Como muy pocos, Papa, así, sin acento, vivió su propia obra, y creo que ello contribuyó a que muchos de sus libros estén considerados como clásicos de la literatura en lengua inglesa.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


George Floyd y la distopía afroamericana

Germán Gorraiz Lopez

La deriva totalitaria sufrida por EEUU durante el mandato de George W. Bush provocó que en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado se llegara en la práctica a anular el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas, instaurando de facto el principio de “presunción de culpabilidad” en lugar del primigenio de “presunción de inocencia”, lo que habría quedado como estigma imborrable en las fuerzas de seguridad de los EEUU. Ello tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU,elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

El incidente de Tampico

Con este nombre se conoce el evento que llevó a la ocupación del puerto de Veracruz por la armada y marines yanquis el 21 de abril de 1914, un martes, hace 106 años.

El saldo de esa agresión fue de 19 gringos muertos y 71 heridos. En la defensa se perdieron 126 vidas, entre ellas las de jóvenes cadetes de la Academia Naval. Hubo 195 heridos.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El incidente de Tampico

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

    Con este nombre se conoce el evento que llevó a la ocupación del puerto de Veracruz por la armada y marines yanquis el 21 de abril de 1914, un martes, hace 106 años.

 

     El saldo de esa agresión fue de 19 gringos muertos y 71 heridos. En la defensa se perdieron 126 vidas, entre ellas las de jóvenes cadetes de la Academia Naval. Hubo 195 heridos.

 

    Me parece oportuno recordar la fecha, que este año pasó desapercibida en el calendario cívico nacional, en beneficio de los ingenuos que creen que con los vecinos se pueden tener acuerdos razonables y civilizados. Lo dijo hasta el cansancio el hermano Dulles: Estados Unidos no tiene amigos, tiene intereses.

 

    Hasta la primavera de 1914, Tampico estuvo a salvo de las hostilidades de la Revolución. El 5 de abril fuerzas revolucionarias atacaron a la guarnición federal estacionada en la ciudad y buques yanquis fondeados en el Golfo frente a la ciudad se aproximaron para evacuar a empleados de las compañías gringas.

 

    El día 9, un esquife del USS Dolphin se internó en una zona restringida del puerto. El  piquete de marinos fue detenido, interrogado durante media hora y liberado con la advertencia de no aventurarse de nuevo en la franja.

 

    El incidente fue tan menor que debió olvidarse ahí mismo, pero se convirtió en un incidente internacional. El arrogante almirante de la flota, Henry T. Mayo, montó en cólera por el “insufrible insulto” a su bandera. Exigió castigo para los mexicanos y un “desagravio” de 21 cañonazos para Old Glory.

 

    Las autoridades mexicanas se negaron terminantemente. La noticia llegó a Washington e incendió los ánimos. Desde la tribuna del Congreso un senador girtó: “¡Yo los haría saludar a la bandera aunque tuviésemos que reventar todo el lugar!”.

 

    Washington ordenó a su flota del Atlántico, con los acorazados Kansas, New York y Florida al mando del buque insignia Wyoming y un nutrido convoy de logística y apoyo, poner proa al puerto de Veracruz. El martes 20 en Washington, algunos legisladores subieron a la tribuna del Congreso para exigir una declaración de guerra a México, moción que fue derrotada y sustituida por la de tomar Veracruz.

 

    El ataque comenzó el 21 y en menos de 24 horas tres mil marines habían ocupado la ciudad.

 

    ¿Todo por la detención -legal, además de respetuosa, como se ha documentado- durante media hora, de una decena de marinos? ¿Perdieron la razón los diputados y senadores de la patria jeffersoniana? ¿Enloqueció el doctor en ciencias políticas, ex profesor y ex rector de la Universidad de Princeton, Woodrow Wilson, presidente de Estados Unidos?

 

    Las preguntas sencillas, siguiendo el principio de la Navaja de Occam, ayudan a comprender hechos a primera vista inexplicables. Y la tentación de releer a Dumas (padre) y retraducir su apotegma, es irresistible: “Cherchez le pétrole!”

 

    Las circunstancias del “incidente” de Tampico dan pie a suponer que fue un pretexto fabricado en la mejor tradición del militarismo que no osa decir su nombre, para justificar la toma del puerto.

 

    Y como descubrieron los españoles en 1812, los franceses en 1830, Winfield Scott en 1847 y Maximiliano de Habsburgo en 1863, los jarochos no dan la bienvenida a invasores extranjeros y en 1914 tomaron las armas en defensa de la ciudad.

 

    Sin previa declaración de guerra, cuarenta y un barcos comandados por el contralmirante Frank Friday Fletcher bombardearon el puerto de Veracruz aquel 21 de abril. A las once y media de la mañana los primeros yanquis iniciaron el desembarco.

 

    Desde Washington se expidió una “justificación”: detener un cargamento de armas destinado al gobierno de Victoriano Huerta y favorecer a los carrancistas en su lucha libertaria. Wilson estaba tan seguro de que los jarochos recibirían con cánticos y flores a los marines que, está documentado, tuvo un desvanecimiento al enterarse de la carnicería.

 

    El ejército federal al mando del general huertista Gustavo Maas, evacuó la plaza, pero los alumnos de la Escuela Naval, alentados por el comodoro Manuel Azueta, organizaron la defensa. Improvisaron barricadas y cada cadete recibió 250 cartuchos. El fuego se generalizó a la una de la tarde.

 

    La escuela fue bombardeada desde el barco Prairie y ametrallada desde lanchas. A las cinco, los invasores llegaron al centro de la ciudad y a las siete, la escuela fue evacuada ante el avance incontenible del enemigo.

 

    Herido, el teniente José Azueta, de 19 años, enfrentó a los marines con una ametralladora. El cadete Virgilio Uribe recibió una bala que le destrozó el cráneo y murió instantáneamente. Hubo víctimas y civiles heroicos, entre ellos José Gómez Palacio y Cristóbal Martínez. Después de varias horas de combate, las fuerzas invasoras ocuparon completamente la ciudad. El contralmirante Fletcher decretó la ley marcial, intervino los servicios públicos y ocupó la aduana.

 

    Al otro día, 22 de abril, los barcos San Francisco y Chester bombardearon nuevamente la escuela naval. Fletcher, enterado de que José Azueta agonizaba, envió a un médico. Pero el joven marino rechazó la ayuda. “¡Que se larguen esos perros, no quiero verlos!”, murmuró. Moriría el 10 de mayo siguiente.

 

    Como quinta columna, ese mismo año de 1914 las compañías petroleras también lucharon contra el pueblo de México. En la zona petrolera de Tamaulipas y Veracruz, Manuel Peláez se alzó en armas, pagado por las empresas. Aunque negaron entonces y después haber financiado los alzamientos armados, la historia las pone en su lugar.

 

    Tenemos el testimonio del general brigadier Smedley D. Butler, el yanqui     más condecorado de todos los tiempos: “Pasé 33 años y cuatro meses en servicio militar activo y durante ese periodo la mayor parte del tiempo fui un golpeador de lujo al servicio de los grandes negocios, de Wall Street y de los banqueros. Para expresarlo brevemente, fui un mafioso, un gángster del capitalismo. Ayudé a que México, y en especial Tampico, fuera un lugar seguro para los intereses petroleros estadounidenses en 1914”.

 

    Y está también el recuerdo del embajador gringo en México durante el cardenismo, Josephus Daniels: “En aquellos días durante la Primera Guerra Mundial, B.M. Baruch, entonces jefe de la Comisión de la Industria Militar, me dijo que algunos petroleros intentaron convencer a nuestro gobierno de que era necesario ocupar la parte de México en donde estaban localizados los grandes pozos petroleros”.

 

    En 1914, hace escasos 106 años, el ejército invasor aguardaba impaciente la orden de avanzar al altiplano para de nuevo colocar a “Old Glory” en la astabandera del zócalo de la Ciudad de México.

 

    Uno de los corresponsales de guerra describió así el ambiente en una carta fechada el 8 de mayo: “Hoy, cuando Wilson ordenó (sic) a Huerta no bloquear Tampico, lo que era un insulto a los negociadores y el acto de un rufián y cobarde, Y UNA (sic) declaración de guerra, todos ensillamos nuestras monturas para avanzar. Luego llegó la noticia de que Huerta no llevaría a cabo el bloqueo de Tampico. Es como vivir en una casa de locos. Todos tenemos la esperanza de que los negociadores se rehúsen a continuar las pláticas. Si tienen respeto por sí mismos, eso es lo que harán”.

 

    Lo dijo el gran George Santayana y no seré yo quien se resista al cliché: quien no conoce la historia está condenado a repetir sus errores.

 

    Servidos, señores.

 

26 de abril de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate
Manuel Buendía, in memoriam
Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario
El género del silencio
La peste
El incidente de Tampico
Escribir en el apando
Retorno a Macondo
El león y el unicornio
Después del coronavirus
Morir de amor
El niño Fidencio
Todo se desmorona
Un libro llamado Ulises

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Reiniciará El Chepe su recorrido
turístico bajo medidas de protección
| Portada
Asesinan a hombre en un
baldío de Riberas del Bravo
| Portada
Matan al parecer a golpes
a un joven en la Elías Calles
| Portada
Mueren otros seis y sube
Juárez a 566 decesos por Covid-19
| Portada
Lo arrestan en posesión de un
arma de fuego y plantas de marihuana
| Portada
Detienen a padre e hijo con más cuatro
libras de marihuana en Parajes del Sol
| Portada
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
| Juego de Ojos
Cajas Negras
| chileKNqueso
Regidores recorren parque
San Francisco para atender las necesidades reportadas por la población
| Portada
Corral ''hizo a un lado'' la denuncia original contra César Duarte y eso dificultará su extradición: Jaime García Chávez | Portada
Balacean a dos hombres
en colonia Olivia Espinoza
| Portada
Alista Municipio reconstrucción de crucero
Ejército Nacional y Adolfo López Mateos
| Portada
Siete más y llega Juárez a
las 560 muertes por Covid-19
| Portada
Arde por completo modesta
vivienda en Leyes de Reforma
| Portada
Al hospital tras ser arrollado
en avenida De Los Aztecas
| Portada
Bloquean vecinos la Ejército Nacional en
protesta contra los cortes de electricidad
| Portada
Matan a un joven a balazos y
hieren a otro en la calle Júpiter
| Portada
Asesinan a hombre y lesionan
a niña en la Vista Hermosa
| Portada
Muere niña de tres años atropellada
por una camioneta en Parajes de Oriente
| Portada
Buscaba a su hijo, lo encuentra
sin vida en tapias de Zaragoza
| Portada


Gotera

    Patadas al pasebre.

    Horrible realidad siempre ha de ser la impotencia, el fracaso y, ahí la méndiga paradoja: avistar el éxito deseado pero sólo por acción y voluntad del despreciado adversario.

    Ese, el enemigo a quien se le injuria porque respira o porque deja de respirar, porque me mira y porque no me mira, pero que si no es por su decidida intervención, no más no se logra la captura de César Duarte.

    Así la realidad, mientras estuvo en manos de la sociedad PriPan, el 'gobierno amigo' del Peña Nieto, el asunto nomás no caminó.

    Todo ese tiempo le mantuvieron metido el dedo en la boca al gobernador Corral y sólo se lo sacaban para que saliera a declarar alegre, a cada rato, el "inminente" --hace más de dos años-- arresto del exgobernador de Chihuahua.

    Y así hubiera continuado el circo.

    Claro, de no ser porque finalmente --después de haber sido despojado dos veces por el mismo consorcio prianista en el '06 y en el '12-- llegó a Palacio Nacional quien recién acaba de lograr que Duarte Jáquez haya sido aprehendido en Miami, Florida.

    De ahí la muina.

    Uta mare¡ tener que deberle a ese 'cochino comunista' de Andrés Manuel la victoria --el cumplimiento de la principal promesa de campaña-- que no se hubiera logrado sin él. Vaya ulera ironía¡

    Pero el ojo fanático hace como que no registra tal indispensable intervención y juzgan insignificante, oficioso, el esfuerzo que los favorece. Si mucho, la acotada alusión, de dientes para afuera.

    Porque, claro, continúa la guerra de lodo contra quien se atrevió a reunir más de 30 millones de votos a su favor para llegar a la presidencia y empezar la caza de todo corupto.

    Desde los de mediano pelo, como Duarte, hasta los machuchones...de los que ya se asoman los bigotes.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Carta al Viejo del Costal

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Cuídate Viejo del Costal, porque ha llegado un estratega que está reinventando todo, es un personajazo que levanta ámpula en donde se pare, él perfecciona los estándares, los reinventa y los hace a su modo y la gente se le entrega cual torero en el Coso de Insurgentes. Te digo que te cuides porque  es bueno con el lenguaje, maneja a las masas como blandengues, lo que dice siempre causa controversia porque lo que dice es ley, no tiene clemencia (ni prudencia) cuando dice, ni como lo dice, es encantador con las viejitas porque ha revivido palabras que ya tenían epitafio.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

¿Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sindéresis

Cajas Negras

 

Francisco Flores Legarda


“Es curioso que la vida, cuanto más vacía, más pesa.”
Jodorowsky


La ofensiva mediática de los conservadores, de apocalípticos modernos, se ha tematizado en este mes de julio en dos asuntos: sobre la estrategia oficial para atender la enfermedad del coronavirus y acerca del próximo viaje del presidente López Obrador a Washington, D. C. Una derecha política, empresarial y de publicistas, molesta porque no le ha podido arrancar al gobierno los recursos que en el anterior régimen les daban a manos llenas. Una derecha que solicita al gobierno de Estados Unidos que intervenga en México -lo mismo ha solicitado al Rey de España y al papa Francisco- y ahora descalifica el encuentro con Donald Trump porque éste ha ofendido a los mexicanos.
 


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com