cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Sueños de la pandemia


Miguel Angel Sánchez de Armas


Que turbas incontroladas profanaran las efigies de Edward Colston en Bristol y de Su Graciosa Majestad Leopoldo II en Bruselas, no significa que los desenfrenos imperiales de la pérfida Albión o el genocidio de la casa real belga en el Congo vayan a ser colocados en el patíbulo del juicio histórico.

No señor. Tampoco creo que la ola de contrición que barre a la Europa pandémica por sus pecados coloniales amenace a la Civilización Occidental.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Nuevo paradigma en las relaciones Cuba- EE.UU.?

Germán Gorraiz Lopez

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo octavo año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 187 votos a favor, 3 en contra (EE.UU., Israel y Brasil) y 2 abstenciones, reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cerca del Billón $ según el Gobierno cubano.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Desesperados


Renward García Medrano


El clima político de México está encrespado. La ira suplanta a la inteligencia en un trasfondo de violencia que ha enlutado a decenas de miles de hogares y de pobreza en la que se han sumido diez millones de personas desde 2000: un millón por año en promedio.

Los demonios están sueltos,  como dijera el tristemente célebre Mario Ruiz Massieu; los actores políticos están haciendo una ópera bufa. Jorge Hank Rhon fue liberado dos veces en un mismo día y Federico Döring intenta influir en las elecciones de Coahuila acusando a un colaborador de Humberto Moreira.

Contra su fama de buenos abogados, los panistas han manejado el golpe contra Hank con más torpeza que la de Fox y su equipo cuando intentaron impedir, también por medio de la procuración de justicia, que Andrés Manuel López Obrador fuera candidato presidencial.

El odio los está cegando. Enviados a la presidencia del PAN para agraviar a los priistas, Germán Martínez y César Nava terminaron en sendos fiascos y su partido perdió la mayoría en la Cámara de Diputados. Luego siguieron Javier Lozano y hasta el bueno de Lujambio, pero el priismo continúa allí. Quizá por eso el presidente Calderón creyó oportuno acusar al “régimen autocrático del pasado” en una sorprendente reseña de 70 años de política mexicana en 64 palabras, durante una ceremonia de graduación en Stanford.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

En el México insurgente

Para quienes somos hijos de un mundo en donde a los héroes se les mira con un dejo burlón y se quiere reprimir más que imitar a los diferentes, la biografía de John Silas Reed puede resultar tan abrumadora como un largometraje pasado a alta velocidad en donde las imágenes se persiguen unas a otras hasta marearnos.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el México insurgente

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

    Para quienes somos hijos de un mundo en donde a los héroes se les mira con un dejo burlón y se quiere reprimir más que imitar a los diferentes, la biografía de John Silas Reed puede resultar tan abrumadora como un largometraje pasado a alta velocidad en donde las imágenes se persiguen unas a otras hasta marearnos.

 

    Jack, como le llamaban sus amigos, murió hace cien años, 72 horas antes de cumplir 33, al otro lado del mundo, honrado por las banderas de una nación que no era la suya. Fue testigo de dos de las primeras revoluciones del siglo y su obra explicó a la humanidad los significados más profundos de esos eventos. La Revolución mexicana y la Revolución de octubre en mucho se explicaron en el mundo gracias a las páginas de ese gringo desgarbado.

 

    A una edad en la que la mayoría de los hombres apenas comienza a pulsar el posible rumbo de su vida, John ya era una leyenda. Y cuando su agitada existencia expiró en un hospital moscovita y la noticia recorrió el mundo, en su patria hubo tantas muestras de alivio como de dolor.

No sabemos en qué clase de hombre se hubiera convertido de haber vivido otros veinte o treinta años. Tal vez Jack, aclamado como el mejor periodista de su tiempo a los 26 años, y un consumado escritor y activista político a los 32 –se dice que Kipling admitió que los artículos de Reed lo hicieron “ver” a México- también consumó la hazaña de morir a tiempo.

 

    La tarde del sábado 23 de octubre de 1920 en la gran Plaza Roja moscovita las banderas ondeaban en la bruma cuando la enorme procesión hizo su arribo procedente del Templo del Trabajo a los acordes de una marcha fúnebre. El retumbar de las botas sobre las lozas dio un toque de nostalgia a la ceremonia. Testigos mudos eran la muralla, las 19 torres y las catedrales de la Asunción, del Arcángel y de la Anunciación.

 

    John Reed había muerto de tifoidea unos días antes, y la procesión llevaba sus restos al corazón de los pueblos soviéticos, con los honores debidos a un héroe del proletariado.

 

    Cuando el féretro fue depositado en el muro del Kremlin bajo una manta roja en la que grandes caracteres dorados proclamaban “Los dirigentes mueren, pero las causas permanecen”, las banderas fueron colocadas a media asta y el aire retumbó con descargas de fusil que se diluyeron en un apesadumbrado silencio.

 

    Jack nació el 22 de octubre de 1887 en el seno de una familia acomodada y conservadora de Portland, Oregón, y fue bautizado en la iglesia Episcopal. Vivió la vida protegida de un niño enfermizo en la casa de los abuelos maternos, una mansión señorial con un enorme parque en donde había una terraza rodeada en tres lados por higueras con luces de gas ocultas en la corteza. “En el verano se colocaba un toldo y la gente bailaba a la luz que parecía salir de entre los árboles”, recordaba Reed en su ensayo autobiográfico Casi treinta años.

 

    Aunque la madre de Reed se veía a sí misma como una “rebelde” y fue de las primeras mujeres que fumaron en público, despreciaba a las clases trabajadoras, a los extranjeros y a los radicales. Años después, siendo una viuda pobre, llegó al extremo de rechazar dinero de Jack porque no quería ser mantenida por un hijo prosoviético.

 

    Durante sus años de estudiante Jack comprendió que no estaba destinado a regresar a Portland y que el éxito económico no le atraía. Era de una naturaleza distinta y no seguiría los pasos de su padre, aunque ello le hiciera sentir culpable. Concluidos sus estudios viajo a Europa y de regreso, a los 23 años, encontró trabajo en la revista neoyorquina America y en otras publicaciones. John Reed, periodista y escritor, estaba a punto de dejar su huella en el mundo.

 

* * * 

    Cuando Jack cruzó la frontera de Texas a Chihuahua, una tarde a finales de 1913 y trepó al tejado de la oficina de correos de Presidio para dar su primer vistazo a México, ya llevaba la doble fama de periodista y luchador social.

 

    Su trabajo en la revista radical The Masses, sus actividades en los círculos socialistas y bohemios, su personalidad explosiva e impredecible y sus reportajes sobre la gran huelga de Patterson, Nueva Jersey –donde pudo disfrutar de la hospitalidad de la prisión local- le habían dado una fuerte reputación a los 26 años.

 

    Fue comisionado por la revista Metropolitan y el diario World para cubrir la revolución mexicana, en particular las andanzas de Francisco Villa, cuyas operaciones en las cercanías de la frontera estadounidense lo habían convertido en noticia de primera plana.

 

    Años después Reed diría que México fue el lugar en donde se encontró a sí mismo. Este gringo torpe, explosivo, lúcido, valeroso y cálido, no sólo escribió artículos sobre México que dieron a lectores y gobierno de su país elementos que matizaron la percepción sobre el conflicto en México. Sus narraciones sobre Francisco Villa, a quien trató y admiró profundamente, elevaron la figura del revolucionario de bandido a héroe ante la opinión pública al norte de la frontera. Reed logró transmitir al mundo los más profundos sentimientos de un pueblo en armas.

 

    John se insertó en las vidas de los hombres y mujeres revolucionarios para ver el conflicto desde su punto de vista. Tomó partido por los hombres para poder experimentar por sí mismo la promesa del nuevo amanecer que la sangrienta guerra traería a México: una nación libre en donde no habría clases marginadas, ejército opresor, dictadores o iglesia al servicio de los poderosos.

 

    En su ensayo El legendario John Reed, Walter Lippmann escribió: “El público se percató de que podía vivir lo que John Reed vio, tocó y sintió. La variedad de sus impresiones y el color y fuentes de sus escritos parecían interminables. Los artículos que mandó de la frontera mexicana eran tan apasionados como el desierto mexicano y la revolución villista... Comenzó a atrapar a sus lectores, sumergiéndolos en oleadas de un panorama maravilloso de tierra y cielo.

 

    “Reed quería a los mexicanos que conoció tal como ellos eran. Bebía con ellos, marchaba y arriesgaba la vida a su lado... No era demasiado presumido, o demasiado cauto o demasiado perezoso. Los mexicanos eran para él seres de carne y hueso... No los juzgaba. Se identificó con la lucha y lo que vio fue gradualmente mezclándose con sus esperanzas. Y siempre que sus simpatías coincidían con los hechos, Reed era estupendo.”

 

    En las páginas de México Insurgente -el libro que recogió sus artículos mexicanos- el periodismo y la literatura se disputan el espacio, cada uno dando al otro un escenario admirable. Esta pugna profunda se complementa con el mensaje de Reed, en ocasiones directo y en otras entre líneas. He aquí a un hombre que llegó a los desiertos luminosos de un país llamado México para reafirmar sus propias convicciones revolucionarias entre hombres andrajosos, iletrados, pobremente armados, indisciplinados y libres, cuyo instinto más que una ideología les decía que las armas eran el único medio posible de transformar la situación en que unos pocos vivían explotando a los más.

 

    No es una exageración decir que el John Reed que regresó a Estados Unidos en abril de 1914 no era ya el mismo que vio por primera vez a México desde el tejado de la oficina de correos de Presidio. En México Reed perfeccionó las herramientas para su gran obra, Los diez días que conmovieron al mundo, un relato que el propio Vladimir Ilych Ulyanov, Lenin, prologó al considerarlo uno de los mejores sobre la Revolución de Octubre, con la esperanza de que fuera leído por los trabajadores del mundo.

 

14 de junio de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate
Manuel Buendía, in memoriam
Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario
El género del silencio
La peste
El incidente de Tampico
Escribir en el apando
Retorno a Macondo
El león y el unicornio
Después del coronavirus
Morir de amor
El niño Fidencio

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Llegan a 670 las muertes
por Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Al hospital tras intento de
ejecución en Cerradas de San Pedro
| Portada
Lo asesinan a balazos afuera
de un antro en La Cuesta II
| Portada
10% de lluvia y
sensación hasta de 41º C.: PC
| Portada
Encobijado, metido en un bote
de basura en la colonia Libertad
| Portada
Captura grupo élite
del Ejército a El Marro
| Portada
Llevan a joven al Camino
Real y lo ejecutan a tiros
| Portada
Concluye el curso ¿Cómo
hacer hortaliza en casa?
| Portada
Hallan a hombre sin vida en los
patios de una maquila de Waterfill
| Portada
Retira Servicios Públicos más de 34
toneladas de desechos en tres colonias
| Portada
Mueren otros ocho y suben en Juárez
a 669 los decesos por Covid-19
| Portada
Hallan cadáver dentro de
camioneta en Senderos del Sol
| Portada
Se estrella ambulancia contra
camioneta y poste en la Tecnológico
| Portada
Lo balacean en Granjas Polo
Gamboa; herido al hospital
| Portada
Lo asesinan a balazos en un
crucero la colonia Salvárcar
| Portada
Matan a tiros a hombre en un
baldío de Senderos de San Isidro
| Portada
Llevan a joven sin vida,
molido a golpes, a la Cruz Roja
| Portada
Muere tiroteado en calles
de la colonia Francisco Villa
| Portada
Finge ser doctora y hasta consultaba
a través de las redes sociales
| Portada
Atrapa la municipal a 24 migrantes a
orillas del Bravo; decomisan escalera
| Portada


Gotera

    En las miasmas del despecho.

    Decididos a convertirse en influencers, más alla de hacer ronda, tener grupo y membrete, los gobernadores panistas, lanzan otra dentellada, para variar contra el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell.

    Le cobran ahora el que precisamente se haya negado a prestar su cargo y persona para acrecentar figura y peso, los bonos políticos del club. Lo querían agarrar de chambelan para su 'presentación en sociedad'.

    En efecto, López-Gatell se negó en días pasados a comparecer ante el pleno de los separatistas que pretendían les engordara el caldo, y para ello lo citaron a fin de abordar lo relativo al Covid-19.

    Por supuesto, el funcionario eludió las fauces de la hiena y les respondió en público, desde una de sus conferencias vespertinas, que el tema con los mandatarios estatales se trataba desde la óptica técnica y científica, no política.

    A más detalle, le dijo que para tales efectos ya operaba de manera regular la reunión semanal de la Secretaría de Salud pero con los 32 gobernadores o sus representantes, no con unos cuantos.

    Pues el desaire tuvo sus efectos en diarrea chifladora, y ahora los despechados exigen que Gatell deje su encargo ¿por qué?  nomás por que se les hincha de rencor. Uta, es que el resentimiento es tanto a más dañino que la caca de paloma.

    Pero sabido es que detrás de las pataletas de los conjurados --al parecer 10, de los que extrañamente se habría deslindado Javier Corral--, está el miedo.

    La mitad tiembla porque tendrá elecciones, traen el procentaje bajo y no hallan como levantar la cifra esperada de votos para dejar sucesor.

    Otros porque saldrán embarrados en los "supermoches" de Lozoya...y unos más, por la cola peluda que se cargan en maridaje con la delincuencia organizada.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Javier Solís y Don Ramón…

 

De la Redacción

 

Quien me conoce sabe que uno de mis grandes ídolos es ese, Gabriel Siria Levario, más conocido como Javier Solís, mi piel se enchina y me da por cantar, mi hermano Luis dejó unos discos de carbón que aun escucho, son 3 del tablajero de Tacubaya, deben de tener más de 40 años en casa, es decir, desde que nací oigo boleros, pero no cualquier bolero, escucho al rey del bolero ranchero, me seduce; si fuera mujer me enamoraría de un tipo que me cantara alguno de esos que me entristecen pero que me mueve las fibras hasta pelar los dientes de gusto.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

¿Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sindéresis

Érase una vez

 

Francisco Flores Legarda


“Estaba desesperado por entrar,
sin darse cuenta de que golpeaba la puerta desde dentro”

Jodorowsky


Érase un país bajo el (des)concierto de tres fuerzas políticas dominantes. La ideología, el proyecto, habían quedado en un plano fuera de jerarquía, en una proyección más bien gris. La lucha política por el poder quedó resuelta con la distribución de dineros públicos, los provistos en la legislación de organizaciones políticas y los adquiridos por el acceso a cargos públicos y el manejo de presupuesto (Contratos, moches y todas las maneras posibles de hacer de la política no solo una actividad remunerada, sino lucrativa).


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com